Síndrome de Incesto Emocional


El incesto emocional podríamos definirlo como una manera disfuncional de amar, en el que los padres usan a sus hijos para satisfacer necesidades propias que otro adulto debería cumplir. Inconscientemente los usan para llenar el vacío emocional que hay en sus vidas. Ellos se consideran padres devotos que se sacrifican por los intereses de su hijo; justifican su actitud, en caso de parejas divorciadas, abandonadas y/o maltratadas, protegiendo a las hijas sugiriéndoles  sutilmente cuidarse de los hombres, porque podría pasarles lo que a ella le paso, así encontramos montón de mujeres solteronas y hombres incapaces de sostener relaciones de pareja serias y duraderas.

El término incesto emocional puede sonar muy fuerte, pero resulta la forma más sutil de manipulación, control y daño emocional de los involucrados, pues no sólo se afecta al hijo preferido sino al padre que elige y a todos aquellos miembros de la familia que quedan excluidos de la relación. El síndrome se acucuña en casos en el cual alguno de los padres busca que uno o dos de los hijos satisfaga las carencias emocionales que no ha podido satisfacer su cónyuge u otro adulto, ignorando que los niños también tienen necesidades emocionales.

Las familias en las que se desarrolla el incesto emocional presentan ciertas características:

1. Los padres carecen de compasión y soporte emocional por parte de su cónyuge; probablemente sean divorciados, separados, viudos o solteros.

2. Cuando uno de los padres se involucra de manera obsesiva con uno de los hijos, el otro se siente excluido, y por lo tanto resentido.

3. Si en la familia hay más hijos, varón y hembra, éstos, además de resentimiento contra el no dejarlos ser, generarán una gran rivalidad y enojo, pero son incapaces de reventar los amarres por cuestión de valores especialmente “la lealtad” mal manejada.

Aunque el incesto emocional no siempre está relacionado con la sexualidad, existen casos en que los padres no respetan la intimidad de los hijos, ya sea entrando a sus habitaciones cuando se están cambiando la ropa o bañando, u otorgando caricias y abrazos que pueden prestarse a dudas sobre la intencionalidad, tengo el conocimiento de un hombre de 54 años que compartía la cama con su madre, sin sexo, pero dormían juntos.

Desafortunadamente, el efecto y daño que produce el síndrome del incesto emocional no se detecta con facilidad; por lo general se manifiesta en la edad adulta, cuando el hijo se hace consiente de la gran dificultad que le representa establecer relaciones afectivas duraderas y equilibradas.

La mentira también forma parte de la realidad cotidiana en estos casos. Se siente la necesidad de mentir para cubrir aquellas conductas familiares que se consideran inadecuadas o que apenan a los hijos en unos casos, en otros se miente mal poniendo a los hijos ante la amenaza de que se vayan con una pareja; en ocasiones se recurre a ella para no enfrentar el dolor que representa vivir en la realidad. En caso de que padres de este corte se divorcien, muera o desaparezca, el sentimiento de abandono y la pérdida serán devastadores. La autoimagen será difícil de establecer, así como la identidad que se disolverá con la del padre. En ocasiones no se sabe en dónde empieza el uno y termina el otro, no se conocerán ni se sabrán establecer límites; la autoestima sufrirá cambios, yendo del sentimiento de omnipotencia a la absoluta devaluación e inferioridad; no se conocen los términos medios, la inseguridad se manifestará constantemente y el temor al rechazo estará siempre presente; no le será fácil establecer vínculos o un sentido de pertenencia.

Quien sufre el síndrome del incesto emocional, con frecuencia se negará que existan necesidades propias, pues el elegido sólo ha aprendido a satisfacer las necesidades emocionales de alguien más, o tenderá a querer ser el centro de la relación, sin considerar las necesidades de los demás, se obsesionará en ser y disfrazarse de exitoso para llenar las expectativas de otros.

La palabra compromiso resulta aterradora y en ocasiones el romanticismo se considerará cursi o innecesario. El padre seguirá entrometiéndose y tratando de controlar la vida de la hija o del hijo, aunque esté casado, causándole conflictos con su cónyuge. También se da el caso en que son los hijos quienes venden la intimidad de la pareja a sus padres, cuando esta se comporta de manera diferente a como lo haría el padre con el que se tiene el incesto. La expresión sexual se manifestará en forma extrema; ya sea reprimiéndola o expresándola de manera compulsiva (saltando de cama en cama), conductas que lo único que dejarán será una gran insatisfacción.

Como es sabido, las disfunciones familiares son conductas que se repiten y que se van heredando por generaciones, hasta que los involucrados decidan romper la cadena.

Dentro del síndrome del incesto emocional, otra de las víctimas afectadas es el cónyuge del hijo victima del incesto, ya que éste está acostumbrado a ser el centro de atención y tratará de dominar la relación. Si de niño, además de elegido ha sido abusado, será una carga para la pareja que tendrá que estarle dando soporte constante, una ardua tarea que puede llegar a ser desgastante.

Algunos casos en el que valdría la pera revisar si hay o hubo incesto emocional serian:

  • Mujeres solteras que se dedican al cuidado de padres y/o sobrinos que trata como hijos propios.
  • Una autoestima tan desbastada que las hace sentir que nunca un hombre las tomara en serio.
  • En el caso de los hombres, la incapacidad de tener una relación de pareja armoniosa, estable y duradera.
  • Hombres que necesitan de la aprobación de la madre o hermana para establecer una relación de pareja.
  • El o La mentirosa compulsiva, que muestra una persona que no es para ser aceptada.

Entre los factores básicos que influyen en que el amor de los padres se convierta en incesto emocional:

1. Que entre los cónyuges no satisfagan sus necesidades emocionales.

2. La falta de información sobre las relaciones familiares sanas.

3. La negación y la falta de perspectiva, es decir, ver como negativas las relaciones que existen en otras familias, y no ser objetivo con respecto a las conductas propias.

En cualquiera de los caso se debe: aceptar que se sufre del síndrome, documentarse en relación al tema y buscar ayuda.

28 Comentarios

  1. Hola, le escribo desde Puerto Rico. Me gustaría saber (solo como consejo) si la situación que estoy atravesando es normal o si tal vez exagero. Tengo 21 años de edad y mi novio 23. Hace 8 meses que comenzamos a salir (a pesar de que estudiamos juntos en la “High School”) y es un chico muy inteligente, trabajador, estudioso, visionario, etc. A él le gusta mucho salir a bailar y tomar alcohol con amistades puesto que su carrera universitaria es en Turismo y Gerencia Hotelera y por su profesión lógicamente suele gustarle este tipo de ambiente. Yo por mi parte soy más reservada y casera. Puedo salir y lo disfruto pero no me encanta el ambiente donde hay mucho alcohol y bailadera porque acepto que soy bastante celosa y como hombres al fin son muy lujuriosos y más cuando están tomados. Por esta razón él ha reducido la cantidad de salidas con amigos de ir a beber y bailar. Su madre (mi suegra) es muy buena persona y ama a sus hijos en gran manera. Al principio cuando la conocí ella quedo encantada conmigo y no hacía otra cosa que hablar muy mal de su yerna anterior por situaciones que mi novio y su ex pareja habían atravesado. Rápidamente comprendí que era una suegra tóxica. Al cabo de varios meses, en una ocasión mi novio se enojo conmigo por una discrepancia que tuvimos y se supone que ese día íbamos a salir y me dejó plantada y se fue con sus amigos. Se hicieron las 3AM y el no regresaba a su casa y yo por el desespero (porque no contestaba mis llamadas ni mensajes y apago el celular) me puse a tomar alcohol (lo que rara rarísima vez hago) y se me subieron un poco las copas. Negligentemente tome las llaves de la guagua y salí a buscarlo a su casa porque no me podía comunicar con él y para mi sorpresa aun no había llegado (eran las 4AM). Mi suegra se enteró que yo había subido hasta su casa en busca de mi novio y desde ese dia me trata bien diferente que hasta me eliminó de su lista de amigos en “Facebook”. Sé que eso de “Facebook” es una tontería pero ahí me dio a demostrar lo realmente tóxica que puede ser porque en otras ocasiones me ha dicho en mi cara que no tengo que estar monitoreándole las horas de salidas y llegadas de “su bebé”. Podría seguir escribiendo pero sería muy latosa. Solo me gustaría escuchar una opinión externa.

  2. Hola no se si mi problema esta relacionado al incesto, por parte de mi pareja con su madre y su hermana. resulta que cuando decidimos formalizarnos el me propuso vivir en un anexo de su casa, pero con el pasar de los días su madre y su hermana se la vivían entrometiéndose en todo lo que hacíamos por ejemplo si íbamos a salir todo lo preguntaban y si le provocaba pedía q la llevaran, en una luna de miel que tenia su otro hijo mi suegra lo convenció para que se le llevara y luego dijo que no, cuando llegábamos de compra se molestaba y quería ver que era lo que llevaba en los paquetes, al rato ya quería que la llevaran a ella también, luego cuando decidimos mudarnos su hermana junto con su madre empezaron hacerme psicología que mi esposo era muy difícil, que ellas solo lo soportaban e inclusive la hermana que es mayor que mi esposo y es separada de su pareja el cual le dejo dos hijos y que mi esposo siempre le colaboro, me decía que aunque no tenían relación el era como su marido. Por parte de mi suegra aunque vive con mi suegro, se la pasan como perros y gatos a tal punto que parece que lo detesta, duermen en cuartos separados. cuando por fin logre independizarme con mi pareja el accedió pero se ve afectado, a tal punto que todos los días va para casa des padres y sin tomar en cuenta mi opinión, pero solo veo que lo viven manipulando para solucionar sus problemas económicos, hacen cosas a espaldas mías como de pedirle dinero para resolver sus necesidades y siento que el prefiere solucionarle a ellos antes que velar por nosotros como pareja, la hermana vive empeñada en que sus hijos vean a mi esposo como su papa todo el tiempo, mi pareja y yo ya tenemos 13 años de pareja y tenemos problemas para tener hijos, quizás sea de ponernos con un especialista pero el no hace nada para chequearse. Como hago para que el rompa con ese incesto, en caso que lo sea, Gracias. Saludos… María V Pérez

  3. Cómo puedo detectar si lo que me sucede es incesto emocional entre mi hijastro y su madre: Legué a sus vidas desde hace 8 años y todo bien hasta hace 6 meses cuando perdí trabajo y poco a poco dinero. Se empezó a ver una preferencia por uno de los 3 hijos, el más pequeño (ahora tiene 13 años), hacían labores manuales, fieltro y otras cosas, salen a todas partes juntos y excluyen a los otros 2, de 19 y 15 años respectivamente, en ocasiones me acostaba y esperaba que su mamá llegara a la recámara nuestra, que previamente ella cerraba y cuando me daba cuenta ella estaba en la recámara de mi hijastro, acostados y yo le decía que ya se fuera conmigo a lo que me decía que ahorita y se hacía tarde y no llegaba. Me quedaba dormido y llegaba como a las 3 de la mañana a acostarse. Esto sucedió como 3 veces hasta que la última sucedió cuando el hijo mayor llegó a convivir con nosotros ya que no vivía con nosotros. Esa noche se aburrió, su mamá y de repente nos dimos cuenta que estaba acostada con su hijo (el pequeño) en su cama y nos desconcertó porque nos dijo que ya se había cansado a lo que le dije y porqué no te vas a nuestra recámara y empezamos a discutir. El niño no me puede ver, estoy preocupado porque ya no me siento integrado a ellos, solo con el mayor que me quiere mucho. Tiene solución el Incesto o mejor dejo esta relación, es mi pregunta.
    Gracias por su respuesta

      • Muchas Gracias por tu respuesta, lo que paso después es que le solicité fuéramos a una terapia, pero en un principio dijo que sí y después se retractó, ya no quiso ir y finalmente le dije que le pusiera límites al niño, pero no hizo caso y continúan así. Le comenté que de esa manera yo no podía permanecer ahí, me comentó que le hiciera como quisiera y ahora he dejado ese lugar. Creo que necesita valorar bien lo que soy y lo que he hecho por ella y sus 3 hijos en estos 8 años. Creo ella ya no está enamorada de mí. Cualquier comentario se los agradecería.

        • Creo que tu decisión no fue la mas acertada. Esto empeorara la situación porque a mi parecer pueden sentirla como un abandono mas. Generalmente y no soy psicóloga, hablo desde mi experiencia, cuando hay un divorcio, uno de los dos deja al otro o muere se presentan estas situaciones. Allí se confunden los roles son los adultos los llamados a aclarar el rol de cada miembro de la familia. Yo tuve una pareja adulta de 50 años, que no había podido tener una pareja y un hogar por mucho tiempo, y creo que esta aun en las mismas condiciones. Viene de un hogar del que el padre abandono, a sus 56 años sigue igual. Esto le trajo una mitomania insostenible, miente por tonterías. Yo lo lamento por el niño y porque no soy partidaria de los divorcios o separaciones si no se agotan todas las estrategias.Suerte.

  4. Por fin hay alguien que le da un nombre y se le da un reconocimiento!.
    Mi padre me colocó en el lugar emocional de mi madre cuando yo era muy pequeña.
    Me convertí en su pareja, no en su hija.
    Esto ha sido devastador en mi vida. Ha habido mucho dolor y sufrimiento.Nunca he sabido quien era yo y quien era él. Mi vida ha estado condicionada por la confusión, la culpa y el castigo. Esto ha hecho que no haya podido establecer una relación de pareja estable, hay un resorte inconsciente que salta si el bienestar se presenta en mi vida y me castiga antes de que suceda. Todo esto me ha llevado a la más absoluta soledad y a la autodestrucción.
    Gracias por el nombre.

    • Agradezco haber por medio de esta entrada que aclararas un poco tu situación. Solo te recomiendo eliminar de tu corazón el sentimiento de soledad, la soledad es un regalo que permite estar con uno mismo y conocerse mejor y lo otro es lo que llamas auto destrucción. Solo debes perdonar y perdonarte, cualquier cosa que nos pasa buena o mala pasa por que nosotros permitimos que pase. Perdonarnos es asumir que fuimos responsables de eso que nos molesta, una vez que lo asumas de corazón la vida empieza a cambiar. Gracias por leerme y escucha mas a tu corazón. Un abrazo.

  5. Es cierto, puede que no lo hagan intencionalmente, pero es difícil que la víctima y la madre lo acepten, máxime cuando el desconocimiento de la existencia de este síndorme por los familiares y amigos, hace que justifiquen los hechos incorrectos con frases, tales como: Lo que pasa es que la mamá lo quiere mucho, y por eso lo consciente mucho, y excusas similares. Yo tuve la oportunidad de llevarlo a internistas, psicólogos, siquiatras e incluso sexólogos, para probarle que ninguno de sus problemas tiene causa física, sino que ambos son meramente sicológicos, y a pesar de que los médicos se lo decían aún así lo negaba. En el caso que relato, el hijo padecía mutismo selectivo y un cuadro de disfunción totalmente sicológicos ambos. La situación es muy fuerte y dolorosa. Creo que este síndorme debería difundirse más y además debería ser tratado en los cursos prematrimoniales, para prevenir situaciones bastante delicadas. Gracias por la información. Feliz día.

http://2.bp.blogspot.com/_oSThx-cFfRI/TP0pfP8Co-I/AAAAAAAAB6s/1r_vslmRmGU/S749/blog.jpg

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s