La Conciencia: El Escape Del Dolor


La mayor parte del sufrimiento de la gente es innecesario, es creado por uno mismo. Constituye una forma de resistencia inconsciente a lo que es. Respecto al pensamiento, la resistencia es una forma de juicio; en el nivel emocional, es una forma de negatividad. La intensidad del sufrimiento depende del grado de resistencia en el momento presente y ésta a su vez , depende de la fuerza de su identificación con la mente.
La mente siempre ha buscado negar el “Ahora” y escapar de él, por lo tanto, cuánto más identificada está una persona con su mente, más sufre.
¿ Porqué se niega habitualmente o encuentra resistencia la mente al AHORA ? Porque no podría funcionar y permanecer en control sin el factor tiempo, que es pasado y futuro, de manera que, percibe al Ahora como intemporal y como una amenaza. La mente y el tiempo han sido inseparables.
Si bien es cierto que necesitamos la mente, como también el tiempo, para vivir en este mundo, también debemos considerar que se apoderan de las vidas de las personas y es ahí donde se establecería la disfunción, el dolor, la tristeza.
Para asegurarse el control, la mente ha buscado continuamente cubrir el presente con el pasado y el futuro, y la vitalidad y la creatividad del Ser, que es inseparable del Ahora, quedaría eclipsado por el tiempo y la verdadera naturaleza se oscurecería por la mente, pues se ha acumulado mucha carga pesada de tiempo.
Las personas sufrirían bajo este peso, y lo siguen incrementando a cada momento, en tanto que ignoren o nieguen el momento presente del Ahora, o lo reducen a un medio para pensar en el futuro, que sólo existe en la mente y no en la realidad.
Si no deseamos crear más sufrimiento, ni aumentar el residuo de dolor pasado, que todavía vive en nosotros, dejemos de crear más tiempo para manejar los aspectos prácticos de la vida.
Tomemos conciencia de que el momento presente es todo lo que tenemos; establezcamos nuestra residencia en el Ahora y rindámosnos a lo que es; digamos SÍ a la vida y observemos cómo ésta , súbitamente , comienza a funcionar a favor nuestro.
A veces, el presente, es desagradable e inaceptable, pero es como es.
La mente le pone etiquetas a los procesos, y continuaría en el juicio, que crearía dolor e infelicidad.
Si observamos la mecánica de la mente, salimos de sus patrones de resistencia , y podemos permitirnos ser en el momento presente. Esto nos proporciona la posibilidad de comprobar el estado de libertad interior de las condiciones externas, el estado de la verdadera paz interior.
En ese estado, veamos qué ocurre, y actuemos, si es necesario o posible. Aceptemos, después actuemos. Cualquier circunstancia que se manifieste en el momento presente, aceptémosla como si la hubiésemos elegido. Siempre trabajemos con el presente, nunca contra él; que sea nuestro aliado, nuestro amigo, jamás un enemigo.
Así, transformaremos nuestra vida para nuestro mayor bien y se convertirá en un milagro.

Resumen del Cap. II del libro

El Poder Del Ahora

de Eckhart Tolle

http://2.bp.blogspot.com/_oSThx-cFfRI/TP0pfP8Co-I/AAAAAAAAB6s/1r_vslmRmGU/S749/blog.jpg

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s