Magia de los Elementos Naturales (III)… Vibración de La Tierra


Denominación genérica que recibe la superficie continental o tierra firme. Habitualmente se lo asocia con el suelo, que es la cubierta superficial.

Es un agregado de minerales no consolidados y de partículas orgánicas producidas por la acción combinada del viento, el agua y los procesos de desintegración orgánica.

La tierra contiene al agua, apaga el fuego y controla el aire;  pero es regada por el agua, renovada por el fuego y ventilada por el aire.

Es valorada como un medio de producción efectivo, un valor real y empleada para varios objetivos.

Como con todas las fuerzas naturales, a la tierra se le ha rendido culto en la mayoría de las religiones y ha formado parte de las creencias de todas las épocas.

Siempre se la ha asociado como personificación de la fertilidad de aquello que se proyecta y germina, es la dadora de alimentos. Todo lo que venía de la Madre Tierra era sagrado.

No podemos considerar que el estudio de los amuletos minerales esta completo sin antes hablar de las piedras de poder y limpieza energética de todas las gemas en general. Todo mineral que produce la tierra, ya sea su origen en las profundas entrañas o en las paredes exteriores de las montañas y rocas, es susceptible de convertirse en piedra de poder.

Hoy en día hay una gran tendencia a usar los cristales de cuarzo y las piedras llamadas semi preciosas, como colgantes, y amuletos, pero no hay nada nuevo en esta costumbre, los celtas y las culturas precolombinas ya los usaban, e incluso muy anterior a ellos las piedras eran dioses protectores para el hombre; recordemos las esculturas de la Isla de Pascua, por citar un ejemplo y todos los monumentos megalíticos de las mas antiguas creencias. Hay un detalle curioso que me gustaría relacionar con este tema porque a mi me hizo reflexionar ¿Sabias que en las culturas mesoamericanas, al igual que en las celtas cuando los chamanes entraban en duelo a muerte con sus adversarios, “colegas” de otras tribus, y veían próxima su muerte lanzaban todo su poder contra una de las rocas del lugar, testigos mudos de la contienda, para evitar que su poder pasara a sus enemigos al morir el? Cuando oí esto por primera vez me impactó. Encontré increíblemente poderoso que llegado el momento de salir de este plano tuvieran la serenidad y sangre fría suficiente para lanzar su fuerza contra una roca; evidentemente, ellos no tenían miedo; por otro lado me parece lógico, si tenemos en cuenta que eran religiones animistas, que prefirieran devolver su poder a la diosa tierra que les dio el hogar, antes que permitir que sus enemigos incrementaran su fuerza interior a costa de la vida de su enemigo muerto. La tradición cuenta, que este legado camarico se mantenía en las piedras durante miles de años, por eso no se podía arrancar partes de la roca ni con cuchillos y azadas, ni aun con instrumento de madera; era piedras cargadas de poder, y el usurpador sufriría castigo divino. Solamente aquellas pequeñas piezas que las inclemencias del tiempo desgajaran de la roca madre podrías ser tomada con todo su poderío. Ese es el origen de lo que llamamos piedras de poder.

Si quieres hacer la prueba, es fácil. Debes gozar de un estado sereno y en silencio, que sea receptivo a la naturaleza, y la mente abierta a nuevas experiencias. Cuando encuentres una piedra que te atraiga, tómala en tus manos, límpiala y ponla en el centro de la palma de tu mano. Después cierra suavemente los dedos, y “escucha”; sentirás su vibración como si el mineral contuviera un hilo de corriente eléctrica, es como un hormigueo que se extendiera por la zona de la mano en la que la piedra se encuentra. Si podemos percibir la vibración y nos es agradable, significa que hay armonía entre los dos, y puede sentirte su propietario. Pero no siempre se consigue a la primera, y tampoco la primera es la definitiva; quizás haya que buscar durante mucho tiempo y sin resultados favorables; pero eso no es importante un día, en el lugar indicado y a la hora precisa, la encontrarás y se creara el vínculo, no desesperes y persiste en el intento.

Cuanto más toquemos, miremos y acariciemos la piedra, cuanto mas en contacto con nosotros este, más fuerza tendrá. Poner nuestra joya natural al relente de la luna llena y dejar que al alba de la mañana el sol le alimente y le nutra de calor y energía; lavarla con agua de mar, o sumergirla en agua bendita de la iglesia; incluirla en nuestros rituales como parte de nuestras herramientas mágicas, llevarla en un bolsillo, o colgada al cuello, hará que se cree una simbiosis entre nosotros y la piedra y se convertirá en un poderoso aliado, cuando necesitamos de fuerza y animo; al fin de cuentas el dicho de : “sed fuertes como rocas”, no es mas que una de las facetas de la magia simpática mineral, que nosotros esperamos conseguir a fin de superar los embates difíciles de la vida.

La piedra de poder se diferencia de amuleto en que puede ser una gema o una roca caliza, no importa pero siempre en estado natural, sin tallados artificiales, o pulidos industriales. La elegimos por atracción no por la cualidad mineral. El amuleto sin embargo puede ser también una roca pero se selecciona para un fin determinado, y si debe tener una cualidad especifica que casi siempre es de protección.

Amén de los agregados minerales, en la tierra tenemos los animales y las plantas cuyas energías contenida en ellos son fuente de sanación y protección.

http://2.bp.blogspot.com/_oSThx-cFfRI/TP0pfP8Co-I/AAAAAAAAB6s/1r_vslmRmGU/S749/blog.jpg

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s