Magia de los Elementos Naturales (V)… Vibración del fuego


 

El Elemento Fuego como energía vital, y activa y su correspondencia con nuestro entusiasmo, con nuestra fogosidad y nuestra fuerza interior. Todos los estudios que versan sobre alquimia hablan de la obtención del fuego alquímico, mediante la transmutación de nuestras pasiones más volcánicas en emociones de Amor Universal. El descenso del Espíritu Santo está representado en las grandes obras pictóricas como unas llamas de fuego líquido sobre la cabeza de los apóstoles, símbolo iniciático del renacimiento a la vida del Reino de los Cielos. Pero es evidente que hay fuegos menos sutiles y no por ello menos importantes. Nuestras actitudes ante la vida, nuestra creatividad, y sobre todo nuestra relación con el entorno, nuestra generosidad y hasta nuestra sexualidad pertenecen al elemento Fuego y son de vital importancia, y todas ellas nos ayudan a transmutar y a acceder a niveles mas altos de conciencia. Todo esto, se refleja en nuestro cuerpo mediante los órganos del corazón, intestino grueso y circulación sanguínea y sexo. Cuando hay armonía entre emoción/órgano, nuestra salud esta en orden y podemos vivir de una forma más plena.

¿Que tiene que ver todo esto con el elemento fuego ?, ¿como manejar la energía a ese nivel ?. Aparentemente esto es un galimatías pero no es así.

Los sahumerios e inciensos, como movimiento Yan energético porque actúa desde afuera del cuerpo hacia adentro limpiando y descargando cuerpos sutiles. Ahora veremos la magia de velas y lamparillas como movimiento ying del elemento Fuego, alimentando el alma en el interior, para fortalecerla y expandir la luz y fuerza hacia el exterior. Veamos.

Una vela, es un instrumento mágico de creatividad y fuerza. Por eso en cada acto, en cada ritual, o ceremonial mágico figura la luz de la vela; esa es nuestra conexión con la energía invisible del poder creador. Al encender la vela decimos siempre “Que este fuego de fuerza a la obra mágica que voy a realizar”, de esta forma conectamos nuestro consciente con los mundos invisibles, es como el “cable astral que permitirá al interruptor crear la chispa y encender la luz”.

Es muy importante el manejo del fuego en la Magia, de ahí que la herramienta principal de esta vibración sean las velas, por eso, su carga y preparación, su color, su horario y su objetivo son esenciales a fin de dar a esa vibración la frecuencia necesaria a nuestro objetivo. Eso es lógico; si lo miramos bien, en la vida diaria no utilizaríamos un cable de alta tensión para poner en marcha una batidora de cocina. Todos los Elementos primordiales en si mismo tienen una vibración de una potencia tan enorme que ni un solo ser humano podría manejarlo sin riesgo a ser desintegrado. Así pues con todas estas preparaciones lo que hacemos es utilizar del elemento solamente las partículas energéticas para un objetivo determinado, es decir, algo así como el voltaje necesario para poner en marcha nuestra magia. Esto puede parecer como fantasioso y alguien podrá decir que son cuentos chinos, y actuar como si estas explicaciones no fueran con su persona. Yo les recomiendo que no lo hagan; puede ocurrir dos cosas o bien que la magia no llegue a buen fin o que nosotros tengamos percances muy desagradables. Mi recomendación es siempre ante la duda… abstente hasta que llegue la luz y lo veas claro.

Si queremos manejar la energía con seriedad, debemos tener en cuenta algo esencial: la magia y la vida actúan en paralelo. Ambas tienen la misma actitud pero en diferente plano nada más. Las 2 son energía una es densa (materia) otra es sutil (energía mágica) y el significado del principio hermético del metalismo es la clave: “Si bien es cierto que todo este en el Todo no lo es menos cierto que el TODO esta en todas las cosas” (El Kybalion). Así pues no hay materia que no sea susceptible de ser transformada y todo esto nos conduce al planteamiento que en realidad el material utilizado para la obra mágica transmutadota no es sino el filtro o el símbolo de aquello que queremos obtener.

Vivimos en un plano de energía densa, y nos resulta mas fácil concéntranos en los planos invisibles manipulando la materia; por eso, en magia para descubrir un engaño usamos “clara de huevo”, para atraer a alguien ponemos azúcar morena (procede de una caña, símbolo fálico) y para alejarlo quemamos cardo corredor, asa fétida (por el olor pestilente) o higos chumbos( pinchan y molestan), pero eso no significa que con esta actuación hallamos logrado el objetivo, aunque evidentemente, todos esos productos tiene su propia vibración y unas cualidades anímico-grupales que nos transmiten con su utilización, de forma que, ellos también hacen su aporte energético en la obra. Yo creo que todos estos medios, son símbolos comprensibles a nuestro intelecto para centrar la Voluntad en la transmutación del objetivo deseado. y esa es la magia.

La magia es ambivalente, potente, sutil y vital. Es la capacidad de transmutar mediante seres sobrenaturales o fuerzas invisibles y si aprendemos a ver en los acontecimientos de nuestra vida los mensajes de subconsciente, descubriremos rasgos absolutamente desconocidos de nosotros mismos y de los que nos rodean y se abrirá un abanico de potenciales personales que nos permitirán mejorar nuestro entorno con mayor facilidad y por consiguiente con menor esfuerzo también.

No nos hemos desviado del tema, sino que por el contrario es importante la comprensión de cómo funciona la magia representativa ya que la vela es “la manifestación de nuestra voluntad”, de la preparación que demos, depende parte del resultado mágico.

La Visualización creativa es un complemento poderoso de la magia pero, no siempre funciona debido a que es nuestra capacidad de poner límites, nuestros miedos, y nuestras inseguridades lo que limita la creación. ¿Alguna vez hemos pensado por casualidad que el proyecto de reposición de nuestro mobiliario puede obtenerse de otra forma que no sea mediante pago, donación o trueque? Nuestra limitación no nos permite creer que podamos “generar” espontáneamente aquello que deseamos, nuestra mente consciente tiende a pensar rápidamente en la forma habitual como conseguimos las cosas, el proceso al que estamos habituados para satisfacer nuestros deseos.

El pensamiento humano, no importa lo abierto al cambio o a nuevas creencias que esté, ha desarrollado obstáculos inconscientes para que no nos alejemos totalmente de lo que de forma constante se nos ha dicho, enseñado, hemos aprendido, analizado y con lo que nos hemos encontrado en este plano.

http://2.bp.blogspot.com/_oSThx-cFfRI/TP0pfP8Co-I/AAAAAAAAB6s/1r_vslmRmGU/S749/blog.jpg

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s