Acciones que cambian Épocas… Nueva Era?


1551_bien-y-mal_620x350

La hija de Billy Graham fue entrevistada en uno de los programas mañaneros y Jane Clayson le preguntó “¿Cómo puede permitir Dios que algo como  los ataques del 911, la destrucción de las Torres Gemelas, los ataques terroristas, las balaceras en las escuelas, los huracanes,  los sismos y  los  terremotos ocurran?”.

Ana Graham con mucha perspicacia le contesto: “Dios está más conmovido con todo esto que nosotros mismos , pero como por años le hemos estado pidiendo que salga de nuestras escuelas, que salga de nuestro gobierno y que salga de nuestras vidas, y  siendo él  un Caballero, poco a poco ha ido dándonos gusto y alejándose de nosotros.

¿Cómo podemos esperar bendición y  protección de parte de Dios si le exigimos con cada uno de nuestros actos que se aleje?

Me parece que todo empezó cuando Madeleine Murray O’Hare (quien más tarde fue asesinada) se quejó porque no quería  la oración en nuestras escuelas… y le dijimos está bien.

Luego, alguien dijo que sería mejor que no se leyera la Biblia en las escuelas… la Biblia dice “no matarás, no robarás, y ama a tu prójimo como a ti mismo”.  Y dijimos, está bien.

Tiempo después el Dr. Benjamín  Spock  dijo que no debemos castigar físicamente a nuestros hijos cuando se comportaban mal porque sus inocentes  personalidades podrían deformarse, afectando su auto estima. (Sin embargo, el hijo del Dr.  Spock  se quitó la vida). Creímos que un doctor de su prestigio sabía lo que estaba hablando, por tanto,  apoyamos su consejo.

Ahora nos preguntamos por qué nuestros hijos no tienen conciencia, por qué no saben distinguir entre lo bueno y lo malo, por qué no les importa matar a desconocidos, a sus compañeros de clase o, a sí mismos.  Probablemente, si lo pensamos mejor, podemos suponerlo.  Creo que en gran manera se relaciona con el viejo proverbio:  “COSECHAMOS LO QUE SEMBRAMOS”.

En el día a día es común  ver  a las personas, ignorar, rechazar, y hasta burlarse de Dios, para luego, cuando viene el mal o la tragedia provocada por ellos mismos, achacarle a él toda la responsabilidad, preguntándose por qué este mundo va camino al infierno.

Es asombroso ver como creemos lo que dicen los medios noticiosos y la prensa, pero cuestionamos lo que nos dice la Biblia.  Es gracioso ver como se diseminan los diferentes tipos de chistes a través de la red cual fuego en el  bosque, pero cuando se trata de un mensaje bíblico concerniente a Dios, la gente lo piensa dos veces o más antes de compartirlo.

Es impresionante ver cómo los artículos lascivos, crudos, vulgares y obscenos vuelan como pólvora en los medios cibernéticos, pero la interlocución  pública sobre Dios y la Biblia está suprimida tanto en las escuelas como en los lugares de trabajo.

¿Te ríes?  Suena cómico, verdad? pero si yo te pido  que envíes este mensaje, no se lo enviarás a muchos de los que están en tu listado de direcciones, porque no estás seguro de lo qué ellos creen, o de lo que pensarán de ti por enviarles este mensaje, siendo que es la opinión de Dios por la que debemos preocuparnos al hacer o dejar de hacer algo.

Comparte esta entrada si crees que vale la pena, sino descártalo; nadie sabrá lo que hiciste.  Pero, si lo desechas, no te quejes por  lo mal que está este  mundo.

http://2.bp.blogspot.com/_oSThx-cFfRI/TP0pfP8Co-I/AAAAAAAAB6s/1r_vslmRmGU/S749/blog.jpg

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s