Venezolanos esperando a Santa Claus vestido de marine norteamericano.


19148910_10158722270485648_2501665346769492023_n

Esta entrada la comparto con un inmenso dolor. Para el 2013 viajamos a Europa iba a cumplirle un sueño a mi hija: conocer La Torre Eiffel, El Santiago Bernabéu y El Camp Nou. De regreso al abordar el avión  mas que una sorpresa fue un  shock al ver el avión lleno de chinos con pasaportes venezolanos que no articulaban ni una sola palabra en español. Diosss venían a votar por el régimen. A partir de ese momento mis días transcurren con gran tristeza y un gran dolor. 

Carta de un venezolano que lucha para que sus compatriotas venezolanos pongan comida en su mesa.

CAOS, IMPROVISACIÓN, ENSAÑAMIENTO, DESIDIA, BRUTALIDAD, CRUELDAD Y ASQUEROSIDAD… un perfecto Cocktail para que hubiese reventado el peo social más grande de la historia de todas las repúblicas y no pasa nada……

Esperaremos a ver, como los pocos generadores de empleos que quedan cierran o se van a la quiebra, nos secuestren nuestros dineros en los bancos, nos den la libreta para comprar cada 15 días artículos y alimentos, tengamos una sola televisora una sola emisora radial y NOS LOS MERECEMOS POR IDIOTAS Y PENDEJOS

Me siento decepcionado de mi mismo, es como si yo fuese culpable, siento que le fallo a mis hijos y nietos, que no soy lo verdaderamente valiente para salir a hacer no se que por defender mi país…

Hoy siento que no soy digno de ser hijo de esta mujer maravillosa llamada Venezuela.

TENGO VERGÜENZA PROPIA Y AJENA…
YA LO QUE HAGA EL REGIMEN NO ME IMPORTA NI ME DOLERA MAS, QUE EL SILENCIO Y PASIVIDAD DE MIS HERMANOS………..

TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS……………..

VENEZUELA PERDONAME!!

VIVIMOS LA HORA MÁS MENGUADA DE NUESTRA HISTORIA RECIENTE.

LA ECONOMÍA ES UNA ARAÑA NEGRA QUE CAMINA SOBRE NUESTROS ESTÓMAGOS.

LA GENTE MALBARATA SUS DÍAS EN COLAS INTERMINABLES PARA CONSEGUIR HARINA, LECHE Y ACEITE.

LA PRENSA ESCRITA ESTÁ VIVIENDO UNA EXASPERANTE AGONÍA QUE PUEDE DESEMBOCAR EN SU DESAPARICIÓN ABSOLUTA.

ALGO INÉDITO EN EL PLANETA:
A LAS LÍNEAS AÉREAS NO LES ESTÁ QUEDANDO MÁS REMEDIO QUE BORRARNOS DE SUS DESTINOS.

COMENZAMOS A SENTIR CLAUSTROFOBIA, ENCIERRO, AHOGO.
HAY UN RICTUS GENERAL DE DESAZÓN.

PARECE QUE NOS HUBIERAN MUDADO DE SITIO SIN DARNOS CUENTA.
SOMOS PURA NOCHE EN UNA GEOGRAFÍA DE LUZ CARIBEÑA.

EL PAIS TIENE FORMA DE PISTOLA.
HASTA LOS LLAMADOS A LA PAZ VIENEN CON AMENAZA INCLUÍDA.

SE MULTIPLICAN EN MUCHOS HOGARES LAS CONVERSACIONES NERVIOSAS.

ES EL MOMENTO DE LAS DECISIONES ¿IRNOS? ¿RESISTIR? ¿LUCHAR? ¿DECIRLE ADIOS AL PAÍS?…

TE SIRVES UN TRAGO, PIENSAS EN TUS HIJOS. ES TODO TAN INMERECIDO

¿ Cuál es la cola de inmigración hacia esa patria donde antes cabíamos todos los Venezolanos !!!!

NO PODEMOS TAPAR EL SOL CON UN DEDO.

¿QUE NOS ESTÁ PASANDO? NOS ESTAMOS RINDIENDO?

DESPIERTA VENEZUELA !

No éramos así. !!!
El País se nos vaaaa!.
No te duele?
No lo sufres?
Qué les dirás a tus hijos cuando el día de mañana te reclame que hiciste por tu país?

NO TE RINDAS, AL MENOS CREA CONCIENCIA CIRCULANDO esta cadena.

VENEZUELA atraviesa la peor situación de su historia!!!!
LORENZO MENDOZA!

 

 

 

 

 

Los peligros de la “predicción” señalada como ‘media luna’ para Venezuela. Razón por las cuales las Instancias Internacionales y los países aliados con todas las pruebas han dejado correr la situación de Venezuela al punto de destrucción de un país?


imagen

Las elecciones regionales que Venezuela celebró el pasado 15 de octubre y dieron una “victoria tajante” al chavismo revivieron el debate sobre una vieja denuncia formulada en 2008 por el difunto presidente de ese país, Hugo Chávez.

En estos comicios, el chavismo obtuvo 18 de las 23 gobernaciones en disputa, mientras que la oposición consiguió victorias electorales en los estados Zulia, Táchira, Mérida, Anzoátegui y Nueva Esparta, una isla que mira al Caribe.

En el programa ‘Aló Presidente’ número 310 que grabó el 4 de mayo de 2008, el fallecido mandatario dio por cierto un plan que, partiendo de victorias electorales de la oposición, serviría para unir varios estados de Venezuela y crear un territorio independiente.

Entonces, Chávez habló de la ‘media luna venezolana’ (3:03:39 en el video), en referencia al movimiento separatista boliviano que, ese mismo año, pretendió dividir la nación gobernada por Evo Morales.

La ‘media luna’ sobre el mapa

Lápiz en mano, Hugo Chávez dibujó sobre un mapa de Venezuela esa presunta emulación de “separatismo a lo Bolivia, a lo Kosovo”, un plan para “ganar territorio estratégico en las elecciones [regionales]”.

En ese momento, Chávez especuló que la oposición apuntaba a controlar políticamente los estados Zulia, Táchira, Mérida, Barinas y Apure, “territorios continuos” que forman una especie de media luna pegada a la frontera venezolana con Colombia y en la que intentaría “levantar un movimiento secesionista, golpista, desestabilizador”.

Quien fue presidente de Venezuela no dudó en señalar que esos opositores no actuaban solos, sino que contaban con el apoyo de Estados Unidos.

Misma receta que en Oriente Medio

El historiador y académico Luis Prieto, residente en Zulia, explicó a RT que ese plan de Washington no es novedoso, sino que “se trata de la misma estrategia” que desarrolla en Oriente Medio “para hacerse no solo con el gas y el petróleo”, sino también con “un puerto en Siria frente al Mediterráneo”.

Para este estudioso, se trata de un viejo plan de la oligarquía colombiana —cuyos orígenes se remontan a 1543— que, en el devenir histórico, consiguió que se sumaran los intereses estadounidenses por las riquezas naturales en juego.

“El objetivo final de una república independiente de Caracas y Bogotá es darle salida al carbón colombiano, calculado en 6.648 toneladas métricas, a través del lago de Maracaibo para consumo de EE.UU.”, apunta este académico.

A eso, hay que agregar la pretensión histórica de EE.UU. sobre recursos importantes para su modelo de desarrollo que se encuentran en esta región binacional, indica Prieto.

Solo del lado venezolano “se ubican 26.000 millones de barriles de petróleo certificados: una cantidad superior a todo el petróleo que poseen juntos México, Colombia, Ecuador y Argentina. También desean disponer de 543.000 millones de barriles de petróleo (aún por certificar) en el golfo de Venezuela y, al menos, 18.000 trillones de pies cúbicos de gas”, detalla el académico zuliano.

En el caso colombiano, Luis Prieto opina que “la idea secesionista y la constitución de un estado paralelo que le otorgue una salida al mar Caribe por el lago de Maracaibo —y, por ende, una conexión comercial directa con el este de EE.UU. y Europa— ha sido, más que una obsesión, una necesidad geopolítica”.

Mirando al exterior

En Táchira, otro estado fronterizo también ganado por la oposición, el politólogo Luis Díaz explica a RT que este proyecto supone mucho más que un asunto de gobernaciones.

“No es un problema regional, se trata de las amenazas que intereses trasnacionales han hecho al país y que persiguen debilitar al Estado nación”, indica este experto.

Por esa razón, Díaz no cree casual que las cinco gobernaciones que perdió el chavismo sean justo “aquellas que tienen relación directa con el exterior y donde hay profundo movimiento económico”.

La ‘media luna venezolana’ comparte 2.219 kilómetros de frontera con Colombia, en una “continuidad geográfica que abarca al nororiente colombiano y al sur occidente venezolano”, precisa este especialista.

Dos modelos

Para el politólogo, ese límite evidencia la confrontación de dos modelos políticos distintos: “Del lado venezolano destaca una gran protección por parte del Estado, mientras que del lado colombiano reina el neoliberalismo”.

Luis Díaz asegura que esa dinámica solo puede entenderse si se analiza “como un fenómeno de economía política y no de geopolítica. Allí, el principal elemento de manipulación sobre la economía venezolana es el contrabando de combustible hacia Colombia”.

El segundo elemento es que Colombia es el primer productor de hoja de coca de mundo, “por lo que en la frontera deambulan narcotraficantes y contrabandistas que operan para lavar grandes sumas de capital”, considera Díaz.

Entonces, cuando se comprende que la economía es la base de todas las relaciones en la frontera, “incluyendo al poder político”, se puede “entender el resultado adverso al chavismo en esos estados”, asevera este analista.

Advertencia

Las miradas políticas del “día después” de la elección regional están puestas sobre los opositores que gobiernan la ‘media luna’; con excepción del estado Apure, ganado por el chavismo.

Tras conocerse los resultados oficiales, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lanzó una advertencia a los gobernadores electos con votos opositores: “Aquel que se pase de la raya —que cometa actos ilegales— le caerá todo el peso de la Justicia. No aceptaré gobernadores ‘guarimberos’”.

Los mandatarios de esas regiones tienen mandato constitucional por cuatro años. ¿Volverán las amenazas secesionistas a Venezuela?

En 2008, el propio Hugo Chávez consideró que depende de la Revolución bolivariana mantener la integridad del territorio de Venezuela: “De que esto ocurra o no ocurra, compatriotas, camaradas, hombres, mujeres de mi patria, depende de lo que hagamos o no hagamos hoy, ahora, todos los días”.

Actualidad RT

 

La Incoherencia de Piqué… Hinchas de la selección española arremetieron contra Gerard Piqué por su postura sobre el referendo separatista de Cataluña…


pique_multa600_reuters

El defensa central del F.C. Barcelona Gerard Piqué tuvo un recibimiento hostil por parte de los aficionados presentes en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas por su postura frente al al referendo separatista ilegal de Cataluña, mientras se llevaba a cabo el primer entrenamiento de la selección española que definirá la clasificación del equipo para el Mundial de Rusia 2018.

Entre abucheos contra el jugador de 30 años se alcanzan a escuchar cánticos como “Piqué, cabrón, fuera de la selección” y “Piqué, España es tu nación” en los cuales los fanáticos rechazaban el apoyo del catalán al referendo separatista celebrado el domingo.

Anteriormente, luego del encuentro del Barça disputado ante el Las Palmas a puerta cerrada el primero de octubre en el Camp Nou, Piqué aseguró que “si el entrenador o cualquier persona de la federación cree que soy un problema, no tengo ningún problema en dar un paso al lado y dejar la selección antes del 2018”, mientras su voz se cortaba por la dureza de sus declaraciones.

“Creo que puedo seguir jugando en la selección porque creo que hay muchísima gente en España que está en total desacuerdo con los actos que han sucedido en Cataluña durante el 1 de octubre y que de verdad creen en la democracia”, explicó entre lágrimas el jugador del Barcelona.

Por otro lado, el jugador del Real Madrid C.F Sergio Ramos también fue cuestionado por el polémico tuit publicado por ‘Geri’ el pasado 28 de septiembre en el cual invitaba a los catalanes a “expresarse pacíficamente” y a no dar excusas hasta el día de la elección, a lo que el ‘4’ del equipo merengue contestó que “quizá no sea la mejor manera de expresarse por todas las cosas que se han hablado”. Sin embargo, aclaró que “cada uno es libre de expresar sus ideas, pensamientos y es respetable. Otra cosa es que el tuit le venga bien o no”.

Piqué publicó en sus redes sociales una fotografía luego de haber votado en la jornada electoral del domingo e invitó a los ciudadanos a seguirlo comentando que “juntos somos imparables defendiendo la democracia”.

DLC4Z_yX0Acbixu

 

 

El problema catalán: causas, creencias y aspiraciones. La unión hace la fuerza. Ahora: Los Catalanes tienen el derecho de decidir fortalecer la República Española o de la mano de los politiqueros de oficio dejarse llevar en caída libre a la desgracia.


6a00d8341bfb1653ef01b7c8e5c41a970b-550wi

Desde hace casi ya siete años la siempre compleja inserción de Cataluña en España ha conocido una sucesión de iniciativas y réplicas que pone sobre la mesa un creciente alejamiento, una incomprensión e, incluso, un rechazo que no habíamos visto desde los años treinta del siglo pasado. Esta situación se está prolongando demasiado y no se atisban iniciativas creíbles para abordarla. Antes bien, predominan posturas que proporcionan explicaciones rápidas y fáciles que permiten soluciones inmediatas, pero la complejidad del asunto exige una lectura más sosegada. La razón aconseja saber mejor lo que piensan los demás.

Con este fin ordenamos y exponemos datos ciertos sobre lo que piensa la sociedad catalana, y ello tan lejos de la pasión como de la interpretación interesada de los actores políticos. Son ocho pinceladas que ayudan a explicar las opiniones de los ciudadanos de Cataluña sobre el proceso soberanista, de acuerdo con las sucesivas encuestas conocidas.

La coincidencia y estabilidad de los datos refuerza su valor como radiografía de la situación y ponen de relieve la fortaleza del sentimiento identitario y el agotamiento del modelo autonómico y de relaciones actuales con el Estado, pero también las limitaciones que las aspiraciones independentistas tienen en el conjunto de la sociedad catalana y el escepticismo respecto al éxito del proceso.

Cataluña cuenta con un espacio público y de debate político propio y diferente del resto de España

El sistema de medios informativos interno propio de Cataluña aporta un espacio público que ayuda a configurar un debate político propio en el que se conforma una opinión mayoritaria que no siempre coincide con la del resto de España. Esto ayuda a crear una agenda privativa con problemas y cuestiones de interés diferente, de modo que los órganos de decisión política situado en Madrid, así como la opinión pública con proyección estatal, son ajenos al diagnóstico que proporcionan los encuestados en Cataluña.

Teniendo en cuenta que el 80% de la población accede a la información política a través de la televisión, tiene un enorme significado que el 47% de los televidentes, el 60% de los oyentes de radio y el 76% de los lectores de prensa escrita accedan a una información elaborada en la Comunidad y con poca o nula presencia de los cuatro diarios publicados en Madrid.

Un efecto de este panorama informativo es que el número de encuestados a quienes les interesa mucho o bastante la política española es del 43%, mientras que el interés por la política catalana asciende hasta el 55%, un dato que indica desatención y ajenidad, por no hablar de dificultad para encontrar temas de debate compartido. Igualmente, un amplio sector valora las elecciones al Parlament de Cataluña como más importantes que las elecciones al Congreso de los Diputados.

La mayoría de los ciudadanos opta por una identificación colectiva dual, catalana y española, pero también la mayoría tiene la certeza de que Cataluña es una realidad específica en España

De forma predominante se asume una identificación colectiva compartida catalana-española, en sus tres grados de preferentemente española, preferentemente catalana e igual, y que sorprendentemente supera a la opción independentista. Esta realidad continúa hoy día, a pesar de que en los últimos años se haya reducido sensiblemente, pues en enero de 2010 era del 78% y ahora es del 62%.

Este dato convive con otro significativo: los encuestados que optan por identificarse como predominante o exclusivamente catalana son el 48%, cuando en enero de 2010 eran el 46% y en octubre de 2012 llegó al 58%.

La sociedad catalana ha asumido una visión optimista del presente y del futuro de Cataluña, que contrasta con una opinión pesimista de España

La valoración de la situación política y económica de Cataluña es mucho más positiva que la de España: el 85% de los encuestados opina que la situación política de España es mala, muy por encima del 61% que opina que la situación política de Cataluña es mala. Los que consideran que la situación económica de España es mala o muy mala son el 77%, mientras que los que opinan que la situación económica de Catalunya es mala o muy mala son el 66%.

Además, se repite la creencia de que la situación política de Cataluña será mejor dentro en uno o dos años e incluso los abstencionistas son más optimistas cuando se les pregunta por el futuro de Cataluña y de España. Esta percepción impulsa la opción independentista.

La independencia despierta una mayoritaria expectativa de mejora de las condiciones de vida o, al menos, de mantenimiento de las actuales. La suma de estas dos alternativas supone el 59%, frente al 31% que considera que las condiciones de vida empeorarían en caso de independencia.

En este clima de confianza, la mayor parte de la población encuestada no cree muy probable la inmediata salida de una Cataluña independiente de la Unión Europea: el 50% lo cree poco o nada posible, mientras que el 40% lo ve seguro o muy probable.

 Y en coherencia con este contexto optimista, la valoración que los ciudadanos tienen del Gobierno catalán es menos mala que la valoración del Gobierno central. La valoración negativa de la actuación del Estado alcanza el 84%, frente al 52% que valora negativamente la actuación del Gobierno de la Generalitat. Los motivos de esta actitud parecen indicar que en las actuales circunstancias no se relaciona la actuación de los Gobiernos con los resultados de las políticas que impulsan o practican. O visto de otra manera, en el escenario catalán actual la opinión pública juzga más a los políticos que a sus políticas.

La desconfianza y rechazo del Estado español se intensifica notablemente cuando se refiere al Partido Popular

El primer partido en resultados electorales en España, el Partido Popular, es visto como una opción alejada por el 82% de los encuestados: el 68% lo considera muy distinto y el 14% como bastante distinto. Este rechazo está muy por encima del que despierta C´s (67%) o el PSC (52%). Es una percepción coincidente con la que se tiene del Partido Conservador en Escocia y que se oyó en el referéndum de 2014 como un argumento más en favor de la independencia.

Es claramente mayoritaria la insatisfacción con el actual régimen autonómico, aunque la alternativa independentista no logra destacarse por encima del 50%

Desde hace ya bastantes años existe una mayoría que se declara insatisfecha con el nivel de autonomía alcanzado. En marzo de 2006 era el 58%, ahora es el 63% y tras la Sentencia del Estatuto llegó al 66%. Entre octubre de 2012 y noviembre de 2013 superó el 70% y llegó al 73% en junio de 2013, con ligero descenso desde entonces.

A la vista de esta desconfianza, la forma de organización territorial preferida es la del Estado independiente, con un 40%. La suma de esta opción y del 23% de encuestados que optan por la federalista suponen una mayoría destacada de catalanes que desean ir más allá del actual sistema autonómico, con el 63 %. Destaca, además, el elevado porcentaje de indecisos, con un elevado 8% de encuestados que no saben o no contestan.

La opción independentista es la primera desde junio de 2012, cuando se produce el verdadero cambio de opinión, pocos meses después de la victoria electoral del PP y no tanto tras la Sentencia de 2010. El dato más elevado fue del 48,5% en noviembre de 2013.

Este sentimiento independentista ha crecido en los últimos años, de modo que el 20% que declara ser independentista de toda la vida ha quedado superado por un 25% que dice haberse vuelto independentistas en los últimos años.

Los motivos para optar por la independencia se basan en razones identitarias, pero también se justifica por que supondría mejores condiciones de vida y mayores beneficios. En concreto, los tres motivos a favor de la independencia serían la capacidad y deseo de autogestión económica, la mejora de Cataluña, el sentimiento de incomprensión y ganar capacidad de decisión.

La suma de estos motivos de índole económica que asocian la independencia con la prosperidad se acerca al 60%. La suma de motivos identitarios o relacionados con el incremento de poder de decisión política suman algo más de ese 60%.

En el lado contrario, el principal motivo por el que los ciudadanos votarían en contra de la independencia es destacadamente el deseo de preservar la unidad de España, que es del 29% en noviembre de 2014. En segundo lugar se mencionan motivos identitarios y en tercer lugar la creencia de que no sería positivo para Cataluña o porque simplemente se estima inviable.

La sociedad catalana demuestra una fuerte desconfianza e insatisfacción con la actuación del Estado

Una sólida mayoría, que en junio de 2012 era del 75%, cree que la gestión tributaria debe corresponder a la Generalitat, que la solidaridad interterritorial es excesiva y que el Estado desatiende las necesidades de Cataluña en inversión.

Todos estos datos indican que una clara mayoría de los encuestados probablemente considera un mal negocio la integración de Cataluña en España. La pregunta de la solidaridad interregional es reinterpretada en junio de 2011 y se pregunta directamente si sería suficiente la recuperación de los 16.735 millones de euros en que se cuantifican los impuestos pagados por Cataluña a España, a lo que el 60% responde favorablemente.

En la misma línea, en junio de 2015 el 79% de los encuestados está totalmente o más bien de acuerdo con que el dinero recaudado en Cataluña y que no regresa es excesivo. Por todo ello, las relaciones financieras entre Cataluña y el Estado son consideradas mayoritariamente como injustas.

Es más, esta opinión también está muy arraigada entre votantes de ICV (76%) y del PSC (72%), e incluso tienen llamativos porcentajes entre los votantes de C´s (45%), mientras que tan sólo los votantes del PP mantienen en su mayoría una opinión contraria (28%).

En especial, se aprecia una fuerte insatisfacción por las inversiones que el Estado impulsa y lleva a cabo en Cataluña, pues existe un 50% de encuestados que, directamente, cree que las decisiones del Gobierno español en materia de infraestructuras perjudican a Cataluña.

La sociedad catalana percibe el referéndum como un acto de justicia y como el ejercicio de un derecho democrático

Como resultado lógico de la aceptación de la identidad colectiva diferenciada de Cataluña y de su consideración como nación, la existencia de un demos es tácitamente apoyada de forma clara y, por lo tanto, lo es también el derecho a expresar su voluntad de permanecer o no en España, que casi alcanza al 80%.

La alta consideración del derecho a decidir también se aprecia cuando se valora la reacción del Estado ante el proceso soberanista, ya que es mayoritaria la idea de que en España no existe democracia porque no se permite votar en Cataluña (56%) o que juzgar a un político por consultar a los ciudadanos es un atentado contra la democracia (46%). También merece resultados dudosos la afirmación de que el respeto a la ley es la base de la democracia, lo que concita importantes opiniones en sentido contrario.

Existe un fuerte escepticismo respecto a la posibilidad de acuerdos con el Gobierno, pero también respecto del resultado final del proceso soberanista y una escasa esperanza de que Cataluña alcance la independencia

La opinión pública catalana no espera demasiado del Gobierno central, y esto probablemente aporta solidez al deseo independentista. Es más, predominan los que no ven nada probable que el Gobierno ofrezca un acuerdo, con el 39%. Como quiera que el 33% piensa que es poco probable, la suma de estas dos posturas supone el 72% de los encuestados. En el lado contrario, el 18% piensa que el acuerdo es bastante o muy probable y el 10% no sabe o no contesta. En este punto el escepticismo cada vez es mayor, ya que en octubre de 2014 la suma de las dos primeras opciones era del 64%.

Esto no es obstáculo para que la mayoría de los votantes crean que se habría de aceptar una posible oferta del Gobierno, e incluso la aceptación de la oferta de diálogo supera el 50% entre los votantes de la CUP (50%) y JxSí (63%).

Sólo el 18% de los encuestados cree que el proceso finalizará con la independencia de Cataluña. Y resulta llamativo que, a pesar de las fuertes dudas, la opción más extendida es la que cree que finalizará con algún tipo de acuerdo (44%), mientras que el 28% cree que se abandonará por falta de apoyo social suficiente. Es decir, parece que la persistencia de la situación actual no es impedimento para que la creencia en un acuerdo razonable sea aún la opción que en primer lugar eligen los encuestados.