A los países del Mundo…?


19756453_1379338418768046_7270704572677283904_n

Es sabido que en aras de que impere en el mundo el respeto y la tolerancia éntrelos países y continentes, las Instancias Internacionales y las llamadas Potencias Mundiales, han suscrito acuerdos que regulan y/o median el opinar o el actuar en un país en el que se encuentre amenazada la vida de sus habitantes por Regímenes Políticos que pongan en peligro o destruyan su sistema de seguridad social, económico, de salud y por encima de todo su LIBERTAD. Me pregunto si en el principio de los tiempos los dinosaurios  acaso tenían fronteras para ir y venir de un lugar a otro? Las aves tenían fronteras que sortear al emigrar por la inclemencia del clima?

Entonces con que argumento los países construyeron fronteras, levantaron muros y murallas, crearon las visas y permisos para visitar a tu semejante? Sera que están invertidos los sentires y a los que llamamos humanos son animales y los animales son los humanos?

Pero no podemos –y eso lo entiendo- de un plumazo cambiar las reglas de un juego milenario, pero lo que si podemos es preservar el planeta que se nos fue legado – como por ejemplo en vez de estar buscando agua en otros planetas- cuidar los mares, ríos y lagos que tenemos. En vez de construir más muros y murallas construir puentes. Trabajar más la tierra para la alimentación de los habitantes del planeta,  criar mas animales comestible en vez de estar cultivando e inventando procedimientos cada vez más sofisticados que inunden el mundo de drogas y armas de destrucción masiva, cuyo mayores inversionista son precisamente los mal llamados Potencias Mundiales incluyendo al Vaticano. Y por encima de lo dicho suavizar las reglas del juego. No intervenir para matar seres humanos inocentes –como lo han hecho en el oriente del planeta-  sino para mediar por la vida, la calidad de vida, la paz de todos y cada uno de los países del mundo.

Esta entrada tiene la intención de que reflexionemos como seres humanos de un mundo maravilloso. Y lo digo ya que en mi memoria esta el sufrimiento de muchos países asiáticos y africanos, de Europa; mas reciente el sufrimiento de Cuba y hoy algo que me toca muy de cerca “Venezuela” que ante la mirada inclemente de esas Instancias Internacionales esas cacaraqueadas Potencias Mundiales que no son más que PARASITOS que viven y se han fortalecido del sufrimiento los países oprimidos, dejan que mueran seres humanos productivos, reciben a unos pocos para esclavizarlos.

Y yo les pregunto con qué DERECHO… Quienes somos las bestias?

 

Mañana nos jumamos a Venezuela… Plebiscito 16J… DESPIERTA VENEZUELA… Es duro este msj, pero totalmente real


Si el régimen logra aplicar la constituyente y termina de acabar el país no será culpa de los ladrones de guardia nacional o policía nacional, no será culpa de las sátrapas del CNE, no será culpa de las maricas de las fuerzas armadas que temen hacer algo, no será culpa del fascista partido de gobierno, mucho menos de la MUD o la OEA.
Si logran terminar de cagar el país habrá un solo culpable…TÚ.
TÚ, que en medio de este peo andas pendiente de viajecitos y fotos como si vivieras en Holanda.
TÚ, que crees que viendo globovisión y redes sociales vas a hacer algo.
TÚ, que estás esperando que se prenda el peo pero nunca participas.
TÚ, que aplaudes a los que se arriesgan por ti pero eres incapaz de siquiera brindarles agua.
TÚ, que crees que lo de la constituyente no es un peo personal tuyo.
TÚ qué crees que tu país se limita a tú casa o al trabajo.
TÚ, que por miedo te encierras como si eso va impedir que el gobierno te joda.
TÚ que desde afuera solo mandas apoyo digital pero eres incapaz de pararte frente a una embajada.
TÚ que tienes miedo a perder el carguito del ministerio como si eso te alcanzará.
TÚ que pareciera que vivieras en FAR FAR AWAY la tierra de Shrek.
TÚ Y SOLO TÚ SERÁS EL RESPONSABLE DE QUE SE JODA EL PAÍS. TÚ Y SOLO TÚ PORQUE LOS MALOS EN ESTE PAÍS NO LLEGAN AL 10% SIGNIFICA QUE ES LA INDIFERENCIA DEL OTRO 90% LO QUE HACE POSIBLE TANTA MALDAD.
No permitamos que nos pase como a los cubanos que llevan 59 años pagando con su libertad esa indiferencia y antiparabolismo. Tampoco creas que no te va a tocar a ti.
DESPIERTA VENEZUELA

preguntas-plebiscito-16-julio-venezuela

Al Mundo… Los niños venezolanos les pedimos PAZ… Que significa paz en Venezuela?


Palabras de una niña del colegio XXXXXXXX en la misa de grado para ir al 1er año de bachillerato, le correspondió decir unas palabras en nombre de sus compañeros, al momento de brindar por la paz, aquí se las dejo !!

“Cuando supe que debía hablar sobre la paz en mi país, mi cabeza empezó a dar vueltas alrededor de la idea. Y lo primero que pensé fue, que es la paz? O mejor dicho, que significa paz en Venezuela?

Busqué frases y entre las que más me llamaron la atención están:

“No hay camino para la paz, la paz es el camino.”

Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.

“La paz comienza con una sonrisa”.

Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) Misionera católica

Pero la que realmente me impactó fue

“La paz exige cuatro condiciones esenciales: Verdad, justicia, amor y libertad.”

Juan Pablo II (1920-2005) Papa de la iglesia católica.

Y fue allí cuando me di cuenta de que la paz es algo tangible, no solo aparece, debemos buscarla, perseguirla, trabajar porque tiene 4 condiciones, la verdad, la justicia, el amor y la libertad.

Podríamos hablar de paz en Venezuela hoy? Existen esas 4 condiciones para gozar de tan preciado privilegio?

Es entonces cuando tuve conciencia de que un pueblo que no tiene libertad jamás podrá gozar de paz.

Esa libertad que para mí hoy ha cambiado su significado. Yo antes entendía como libertad una tarde sin tareas, “soy libre hoy, no tengo tarea”, ó la llegada de las vacaciones, donde todos decimos “al fin, somos libres, no más levantarnos temprano, ir al colegio, cumplir con las obligaciones, no más maestros ni exposiciones, ni exámenes ni trabajos”

Pero me he dado cuenta de que libertad es todo lo contrario, de que para mí la libertad ahora implica el poder ir a mi colegio de lunes a viernes en un horario regular, que libertad es que mis papás no salgan vestidos de los colores de Venezuela, un casco, un pañuelo y un pote lleno de un líquido blanco. Que libertad es no escucharlos hablar, discutir y a veces hasta llorar por las noticias del día. Me he dado cuenta de que la libertad para mí hoy es poder crecer, aprender, vivir, en mi país, Venezuela. Que libertad es la posibilidad de tener un futuro aquí mismo, y de mañana tener una carrera, formar una familia y que mis hijos sean también venezolanos. Libertad es igual a oportunidades. Y yo quiero mis oportunidades en Venezuela.

Me di cuenta de que no hay nada más contrario a la paz que la negación de la libertad. Hoy Venezuela lucha por su libertad, por la mía, por la de mis compañeros. Y les pido que no pierdan la fe, que no pierdan la fuerza. Porque solo en cada uno de nosotros está la posibilidad de cambiar, de cambiar uno mismo, de cambiar nuestros hogares, de cambiar nuestros días, y por qué no, de cambiar un país completo.

Seamos entonces lo que decía Juan Pablo II, seamos VERDAD, seamos JUSTICIA, seamos AMOR, seamos LIBERTAD y caminemos juntos hacia LA PAZ”

 

 

 

 

Helicóptero del Cicpc sobrevoló Caracas y atacó sede del TSJ con una parcarta del art. 350


safe_image

 

Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- En horas de la tarde de este martes un helicóptero del Cicpc sobrevoló Caracas con una pancarta invocando el artículo 350 y la palabra libertad.

El hecho se produjo en el centro de Caracas, específicamente en La Pastora, cerca del Tribunal Supremo de Justicia, donde también se escucharon detonaciones, lo que encendió las alarmas de los vecinos.

El funcionario del Cicpc, Oscar Pérez, (quién habría piloteado el helicóptero) colgó una serie de mensajes en su cuenta en Instagram donde manifestó que realizan “un despliegue aéreo y terrestre con el único fin de devolver la libertad al pueblo (…)hacer cumplir las leyes para restablecer el orden constitucional y es por eso que nos adherimos al artículo 350″.

En este sentido, llamó a los venezolanos a salir a las calle “en Caracas al Fuerte Tiuna y en el interior del país a cada base militar, para que nos reencontremos como hermanos con nuestras fuerzas armadas nacionales y juntos reencontremos a nuestra hermosa venezuela. Estamos realizando un despliegue aéreo y terrestre con el único fin de devolver al pueblo”y asi cumplir uy hacer cumplir las leyes para restablecer el orden constitucional y es por eso que nos adherimos al artículo 350”.

IMPERDIBLE!!! Excelente la intervención de Almagro en apoyo a #Venezuela en #OsloFreedomForum 2017


EL PUEBLO VENEZOLANO AGRADECE PROFUNDAMENTE LA SOLIDARIDAD DE SU EXCELENCIA POR LLEVAR UNA VOZ PERO CONTUNDENTE A LAS NACIONES HERMANAS DE LAS ATROCIDADES DEL REGIMEN CASTROCOMUNISTA DE NICOLAS MADURO Y SUS COLABORADORES.EN CONTRA DE LA LA LIBERTAD Y LA DEMOCRACIA EN VENEZUELA.

Carta a un médico venezolano por Laureano Márquez


e6feb2786484e0464fcc500ed4e87da7

Estudiante de medicina y médicos ayudando a la Resistencia. 

Querido doctor:

Quiero que sepas que los venezolanos estamos orgullosos de ti, que estamos clarísimos: sabemos que nuestros médicos son los mejores del mundo y los más humanos. En ningún otro lugar se ejerce la medicina como en nuestro país, en el que hasta en una piñata puedes tener una consulta ambulatoria con uno de los papás del amiguito de tu hijo.

En Venezuela uno no va a una consulta impersonal, como hace la gente de otros países; aquí tu médico es tu amigo y conoces a su esposa y vas a la graduación de su hija; si lo encuentras en el mercado, pregunta por tu salud y averigua si te estás tomando la pastillita. Él no revisa tu historia porque se la sabe de memoria: la ha hecho parte de la suya y ves en ella los colores de todas las plumas fuente de sus años y los tuyos, porque la relación de un paciente con un médico en Venezuela es “hasta que la muerte los separe”.

Tu médico envejece contigo; podrá pasar de los noventa, como el Dr. Otto Lima Gómez, pero tu confianza en él no merma, porque lo hallas cada vez más sabio, más bueno y hasta más elegante; pero especialmente porque él sabe lo que tú tienes no a partir de los exámenes de sangre, sino del examen que hizo de tu alma en la mirada triste con la que entraste a su consulta y porque su mano en tu hombro es la mejor medicina. Estamos tan orgullosos de ustedes, queridos amigos médicos, tan conmovidos con su quehacer, que no hallamos las palabras exactas de gratitud en esta dolida hora en la que ustedes sacan las balas de los cuerpos de los hijos de esta tierra, caídos en una guerra a la que van con “un canto infinito de paz”.

Ser médico en la Venezuela de estos tiempos es un acto de heroísmo y de amor, de ingenio y de creatividad para salvar vidas en medio de esta tragedia artificial llamada gobierno, que lleva dieciocho años destruyendo lo mejor de nosotros, lo más bueno, lo más noble, lo más sagrado. Seguro que hay algo —los alumnos lo sabrán— en nuestras escuelas de Medicina que hace que quien salga de allí sea dueño de un alma especial, no solo plena de sabiduría, sino lo más importante: de sensibilidad y virtud. Es como si en una cápsula de Petri se hubiesen mezclado la ciencia de Razetti, la santidad de José Gregorio y el sentido de la justicia de Vargas.

Ahí están los muchachos de la Cruz Verde, los estudiantes de Medicina, salvando, ayudando, sembrando vida donde otros se la roban. Son nuestros superhéroes, nuestros salvadores, nuestra certeza de que no toda esperanza ha sido arrebatada por la maldad, de que esta tierra es esencialmente de gente buena y solidaria, inteligente y pacífica, por más que el mal, la crueldad y el terror se hayan apoderado temporalmente de las riendas de nuestro destino envileciéndonos a todos; es “el vil egoísmo que otra vez triunfó”: Boves redivivo siembra de muerte los campos de Venezuela. En medio de esta debacle están ustedes, los médicos, más que ejerciendo la medicina, haciendo milagros. Junto a ustedes, las enfermeras y enfermeros, porque si el médico salva vidas, la enfermera salva al médico.

Querido amigo: gracias por dar la cara por la salud y recibir heridas de aquel de quien te vengarás salvando la vida de su hijo o la suya propia. Gracias por tu humanidad toda, por la santidad de tu vida cotidiana, por las causas que apoyas en los lugares más remotos, por actualizarte cada día en un país al que ya no llegan las revistas de medicina. Gracias por hallar un sustituto al remedio que no se consigue, o por dármelo tú mismo, aunque en ello se te vaya la vida cruzando el mar. Gracias por las consultas que no causaron honorarios cuando me suponías pelando. Gracias, pichón de médico, que saliste a una calle insegura a entregar tu vida salvando a tu hermano; ojalá que el que te arrolló siempre encuentre médicos y medicinas; ojalá que viva para siempre. Gracias, doctor, muchas gracias, que Diosito me le pague, como dicen nuestras abuelitas cuando salen de tu consulta. ¡Ah! y no te preocupes: Carujo, esta vez, también pasará, porque “es el hombre de bien el que siempre ha vivido y vivirá feliz sobre la tierra y seguro sobre su conciencia”.