La destrucción de América Latina


200px-Map-Romance_Latin_America.svg

Por qué? Las Instancias Internacionales no han hecho nada sino empastelar más la situación de Venezuela y otros países Latinoamericanos?

Veamos…

En la escena final de la película Batman de Tim Burton, Batman y el Guasón pelean y discuten echándose mutuamente la culpa de haber creado al otro personaje. Al final uno llega a la conclusión de que ambos están igualmente locos. 

Algo así está pasando en América Latina. Cada vez estamos más divididos en tres grupos, la “Izquierda”, la “Derecha” y los que no comulgamos con ninguna de las dos ideologías extremistas y estamos hartos de ser las víctimas de esa dualidad.

Pocos se dan cuenta de que esa dualidad ha sido heredada de la Guerra Fría entre los imperialismos de la Unión Soviética y el de los Estados Unidos de Norteamérica, cuando trataban ambas de dominar al mundo después de la Segunda Guerra Mundial. Esta oposición generó violencias que son la base de todo lo que está pasando ahora. De la Unión Soviética, a través de su colonia cubana en América, creando en casi todos los países grupos terroristas armados, y su contrapartida, los golpes militares respaldados por Estados Unidos, para evitar la expansión del comunismo. La Guerra Fría finalizó oficialmente en 1985 con la disolución de la Unión Soviética, pero sus consecuencias siguen hasta hoy en día.

Pero esas guerras no son, o no deberían ser, las guerras de los latinoamericanos. El 12 de Octubre, muchos declaran que la llegada de los españoles a este continente no fue un descubrimiento sino una invasión, y estoy totalmente de acuerdo. La llegada de las ideologías de izquierda y derecha a nuestro continente también son una invasión, y la consecuencia es que estamos, “nos” estamos, destruyendo.

Mientras sigamos discutiendo si la verdad está en la izquierda o en la derecha y peleando batallas que no son nuestras, seguiremos el mismo camino de aniquilamiento. La verdad tiene que estar en otro lado, en nuestra identidad como latinoamericanos, aunque nuestras familias hayan venido de otros continentes, y solo llegaremos a algo cuando encontremos ese tercer camino, el nuestro.

Si no nos damos cuenta y si no actuamos…  dejaremos a nuestros descendientes sin futuro.

Este hombre Podría Evitar mas Muertes de Venezolanos… Tu decides si o si


De cómo el régimen chino se aprovecha de América Latina para aumentar su presencia.


descarga

La creciente presencia de China en América Latina

Junio 2015.- Cristiane Gomes, jefe de ventas y gestión de relaciones para América del Sur del área de servicios de tesorería de BNY, explora la intensificación de los lazos económicos entre China y América Latina y lo que esto significa para los bancos y corporaciones locales. Recientemente declarada la economía más grande del mundo, el crecimiento de China continúa a un ritmo asombroso. Su población urbana alcanzará los 1.000 millones hasta 2030, la tasa de urbanización más rápida de la historia, y se cree que aproximadamente una de cada ocho personas residirá en las ciudades de China. De hecho, hasta 2025, 221 ciudades de China contarán con al menos un millón de habitantes, lo que se compara con 35 ciudades de este tipo en Europa. Ciertamente, China está experimentando una nueva transformación, cuya magnitud no se puede exagerar.

Con tal cambio y crecimiento, por supuesto, vienen nuevas, mayores exigencias para satisfacer. Un resultado de esto ha sido el establecimiento de una asociación particularmente fructífera con América Latina, abundante en productos básicos. Rica en materias primas como productos agrícolas, petróleo y minerales, América Latina y el Caribe (ALC) son un recurso ideal para un país que busca satisfacer el creciente apetito de su población. A su vez, el considerable y creciente mercado de China significa que América Latina está más que feliz de explorar las oportunidades que presenta esta relación.

Con ambas regiones despertadas con respecto a los beneficios mutuos de fortalecer sus lazos, el corredor comercial China-ALC, que antes del milenio había permanecido en gran parte inexplorado, está ahora en pleno auge. El valor del comercio entre las dos regiones ha aumentado en los últimos años, pasando de 12 mil millones de dólares en 2000 a 261 mil millones de dólares en 2013, y la tasa de crecimiento de las exportaciones de ALC a China crece a una tasa media anual del 23%. Y este impresionante crecimiento no parece haber parado. El presidente de China, Xi Jinping, anunció a comienzos de 2015 que espera ampliar el comercio entre China y LAC a 500 mil millones de dólares a finales de la década.

En 2009, China se convirtió en el mayor socio comercial de Brasil, dejando atrás otras grandes economías latinoamericanas, como Perú y Chile. Se espera que China supere a la UE y se convierta en el segundo mayor socio comercial de toda la región de América Latina y el Caribe para el año 2016, y la primera posición (una posición que hace tiempo ocupa Estados Unidos) podría alcanzarse en 2030. Ciertamente, el significado y la fuerza de la relación comercial entre América Latina y China se ha convertido en una fuerza que hay que reconocer, y que avanza diariamente.

Sigue leyendo

Razón por la cual la ayuda a Venezuela está solo en papel… “Venezuela” contribuyó al cambio en los precios del petróleo?


_101045062_sol

La caída en el suministro venezolano

En medio de una gran crisis política, la industria petrolera de Venezuela sufrió un declive de un tercio de los volúmenes de bombeo en un periodo de dos años.

Francisco Monaldi, experto venezolano en políticas energéticas latinoamericanas de la Universidad Rice, en Houston, e investigador no residente del Centro de Políticas Globales de la Universidad de Columbia, le dice a BBC Mundo que Venezuela redujo su producción seis veces más de lo previsto por la OPEP.

“La velocidad de la caída ha sido mucho mayor de lo esperada por el mercado y hay preocupación porque siga cayendo aceleradamente”.

Cómo afecta a la mayor industria de Venezuela la alta deserción de estudiantes de las Escuelas de Petróleo del país.

Según Amrita Sen, analista jefe de petróleo de la consultora Energy Aspects, Venezuela todavía produce 1,4 millones de barriles al día, “y dado que existe poca capacidad extra en otras partes, cualquier pérdida puede provocar un alza de precios”.

“Venezuela contribuyó al aumento de precios porque perdió un millón de barriles diarios en poco más de un año”, agrega.

A Caracas se suman otros productores que también están aportando menos, como Angola, Nigeria y Ecuador.

¿Ha llegado para quedarse la era de precios bajos?

De acuerdo al análisis de Sen, hay un elemento clave que está influyendo en la ecuación.

La falta de inversión en los mercados petroleros durante el período de bajos precios significa que tendremos una amenazante escasez de suministro en los próximos años”.

En general, los expertos coinciden con que vienen más repuntes de precio, pero difieren en el diagnóstico respecto a un posible cambio con proyección a largo plazo.

“Después de cuatro años de precios bajos, los consumidores deberían prepararse para un nuevo repunte“, dice Antoine Halff .

“Cada vez que el mercado cambia, los observadores creen que ha comenzado una nueva era, un nuevo paradigma, o un cambio estructural. Pero más tarde o más temprano, el mercado gira otra vez”.

“Al final el petróleo -como todos los otros mercados de materias primas desde los tiempos bíblicos- es cíclico”.

La ingenuidad del venezolano. Pongámonos para lo nuestro.


¿Por qué EE. UU no interviene militarmente en Venezuela y mata al presidente como hicieron en otros países del mundo?

Por múltiple razones. A pesar que nos quieran hacer creer o queramos creer, EE.UU no es el “policía del mundo” . Tienes que bajarte de la nube amigo y entender que en el mundo no existen aliados, si no “intereses comunes”. Y las políticas intervencionistas, guerras o conflictos internacionales se mueven por “intereses”. Entonces teniendo esto en claro podríamos definir que:

1. En Venezuela no existe un intereses tangible para EE.UU en estos momentos. Podrías decir, “el petroleo”. En realidad no. Actualmente la oferta de petroleo en el mundo es enorme y cada día, EE.UU es menos dependiente de petroleo internacional (a razón de la tecnología del Fracking). La razón por la cual el valor del barril del crudo esta tan bajo, es por la baja demanda de los EE.UU en estos momentos.

2. La opinión publica norteamericana no favorecería al gobierno actual una intervención militar en Venezuela. (Estando como están las cosas actualmente y la relación de Trump con los medios de prensa y sus indices de popularidad, crees que le convendría lanzarse militarmente a invadir un país en estos momentos? Teniendo en cuenta las perdida de vidas humanas, incluyendo norteamericanas que esto implicaría. Ademas que tendría los ojos del mundo encima. La prensa lo terminaría de hundir).

3. En caso que se atreva a lanzar un ataque militar, quedaría muy mal frente a los ojos de China y Rusia, con los cuales Venezuela ya ha firmado convenios militares. No creo que China o Rusia se arriesguen a un conflicto militar con EE.UU para salir en defensa de Venezuela (no son estúpidos), pero si alzarían una voz de protesta ante organismos internacionales. Le restaría las intenciones morales que EE.UU manifiesta llevar al mundo, haciéndolo ver como un estado agresivo y guerrerista. Además, que podría evitar que Rusia o China no hicieran lo mismo con países con los cuales tienen conflicto actualmente.

4. Venezuela no es un objetivo militar fácil. A pesar que EE.UU dispone del arsenal militar para destruir a Europa 4 veces. El alto mando militar es consiente que se lucharía en una guerra irregular, ya que Venezuela no tendría capacidad para hacer frente en un conflicto regular y menos contra EE.UU. Cuando hablo guerra irregular, hago referencia a una guerra de guerrillas en las ciudades, en los pueblos. Y EE.UU ha tenido una muy mala experiencia en este tipo de conflictos recientemente, si tienes en cuenta Afganistán e Irak. Donde se perdieron más vidas de soldados norteamericanos después del conflicto directo. Aunque para serte honesto, dudo mucho que un soldado venezolano pueda hacer frente a un entrenado marine norteamericano. Ya que estos tienen experiencia controlando desordenes de la población civil, alborotadores y delincuencia común, pero nunca han enfrentado un contingente bien preparado. A diferencia de los milicianos en oriente medio, cuyo intención es entregar la vida en combate.

Por estas simples razones, EE.UU no atacaría a Venezuela. Saldría mas barato, apoyar económicamente y logisticamente a grupos subversivos que se levantaran en contra del gobierno.