Quien se arrodilla ante Dios, sabrá estar de pie ante cualquier situación.


maxresdefault

Mi boca sólo repetirá lo que Dios ha dicho para mi nación: “Vienen días de Gloria para Venezuela”, *”Lo mejor está por llegar”* y en base a las promesas de Dios: En nombre de Cristo Jesús

*DECLARO*
Que la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento está sobre mi nación.

*PROFETIZO*
Que ningún arma forjada prosperará contra ningún venezolano.

*DECRETO*
Que ningún Espíritu de oscuridad podrá derribar los muros de avivamiento que hemos construido junto al Espíritu Santo porque Dios ha escuchado nuestro clamor.

*ANUNCIO*
Qué Venezuela es tierra de paz y no de guerra, porque aquí habita Dios.

*AFIRMO*
Que los corazones venezolanos se vuelven al Único y verdadero Dios, creador del cielo y de la tierra, a Su Hijo Jesucristo y a su Espíritu Santo.

*ESTABLEZCO*
Que la única sangre que se derramará en nuestro país y que correrá por todas sus calles, pueblos y ciudades será la de Jesús, que es la única que tiene el poder de restaurar, sanar y liberar.

*IMPARTO*
Vida y Vida en abundancia sobre mi amada Venezuela, porque Jesucristo es su Rey.

*IRRUMPO*
En las tinieblas para establecer que Venezuela es templo y morada del Espíritu Santo, porque en cada corazón venezolano Él ya habita.

*SELLO*
La palabra para declarar que la cultura de este país sera transformada a través de su culto genuino y verdadero al único que dio su vida en un madero nuestro Señor Jesús.

*LEVANTO*
Mi voz para decretar que el peso de Gloria de Dios inunda mi Nación y por tanto la prosperidad del cielo será sobre todo el territorio venezolano.

*BENDIGO*
A esta nación decretando que la economía de este país y sus riquezas se elevarán con el propósito de inundar al mundo entero con la palabra de Dios y la gloria postrera de esta casa será mucho mayor que la primera.

*SANTIFICO*
A mi país y que no faltará alimento en la despensa del venezolano, porque no habrá justo desamparado ni su descendencia que mendigue pan, que la escasez desaparece en el Nombre de Jesús, porque todo éste pueblo será llamado y constituido pueblo de Dios.

*REPRENDO*
Todo plan del enemigo y digo que sucumbe y queda atado y enterrado por la inmensa Gloria de Dios que está inundando esta hermosa tierra de gracia.

Amado hermano tu boca tiene poder *úsala* para desatar las bendiciones de Dios sobre este hermoso país llamado *VENEZUELA*.

*Agradezco*

Todas las situaciones de APRENDIZAJE que con el más grande AMOR el que Es nos ha colocado.

Venezolanos…

Unas veces ganamos, otras aprendemos pero nunca perdemos.

 

 

 

 

 

No debemos odiar… Coño pero tanto amor cansa.


23471960_904172516417973_6542860275795424768_n

Considerando La Ley Contra el Odio… LEY CONTRA EL AMOR

Aprovechando que desde el poder se disponen a regular los sentimientos humanos en nombre de la “paz”, sería bueno que alguien tome la iniciativa y también lance la propuesta de ponerle un freno a los niveles de amor que el gobierno nacional le reparte a los venezolanos desde hace veinte años. Llegados a este punto, creemos que la dosis ha sido más que suficiente, digamos que nos cansamos de tanto y sería pertinente una ley que también se encargue de la materia.

Vale la pena recordar que todo este proyecto “político” nació de un acto de amor un 4 de febrero de 1992, quizás por error de cálculo o ataque de ansiedad no esperaron el 14 de febrero, pero hubiese sido perfecto para el Día de los Enamorados ver a aquellos militares movidos por los más puros sentimientos, dar una serenata en Miraflores. Todavía deben quedar en La Casona marcas de los besos que le lanzaron a la familia presidencial, siempre haciendo gala de su romanticismo.

Unos años más tarde llegaron al poder vestidos de rojo pasión convenciendo corazones. Dicen que para enamorar hace falta labia y eso es lo que ha sobrado en estos años: capacidad para endulzarle la oreja a millones y ustedes saben, cuando las cosas del amor no van bien todo lo demás lo arregla la plata.

En nombre del amor aquí se ha destruido un país que ahora no es más que ruinas. Se ha enfrentado familias, vecinos y amistades de toda la vida y ahora que la plata se acabó, los vemos en televisión prácticamente diciendo que “quien te ama es ese que te hace sufrir”. Para nuestra desgracia, al parecer mucha gente les ha creído, de otra manera no se entienden cómo, a esta altura, conservan fidelidades.

Mientras humillan y pisan al pueblo les dicen frases como “por amor” o el singular “te quiero” que se adapta a cualquier campaña y contexto: Te quiero Caracas, te quiero Carabobo y así infinitamente. Lo que por aquí clamamos es aprueben una nueva ley, no más amor revolucionario, ya ha sido suficiente.

@BrianFincheltub