No te hagas pedazos por mantener completos a los demás


mujer-rompiendose-en-petalos

Muchas veces no podemos establecer los límites necesarios para conservar nuestra integridad cuando en los procesos que atravesamos consideramos a otras personas, en especial aquellas que para nosotros son importantes.

Ciertamente el afecto hace que uno haga sacrificios por quienes queremos, pero no debemos quebrarnos a nosotros mismos por evitar el quiebre de los demás. Siempre que esté a nuestro alcance, será una respuesta natural la protección de las personas que apreciamos y muchas veces encontraremos en esta conducta de preservación, de protección, de cuidado, una gran satisfacción, sin embargo, cuando el hecho de salvaguardar a alguien más tiene el costo de nuestro bienestar, de nuestra paz, de nuestra felicidad, allí deja de estar justificado.

mujer-partida-en-dos

Por más importante que sean para nosotros algunas personas, entiéndase hijos, padres, parejas, etc, tenemos que crear un equilibrio que no nos demande la vida misma, para velar por el bienestar de otros. No es egoísmo, se trata de hacernos cargo de la persona más importante, que no debe ser otra distinta a nosotros mismos, para desde nuestro bienestar poder ayudar y velar por los demás.

Si estamos mal, si nos sentimos sacrificados, si nos cuesta encontrar un propósito de vida, nos costará brindarles a los demás el apoyo y al ayuda que requieran en un momento determinado. Quienes han viajado en avión podrán haber visto a la aeromoza hablar que en caso de descompresión primero debemos cada quien colocarse su mascarilla de oxígeno, para posteriormente asistir a los pequeños que lo requieran. Esto ejemplo lleva consigo lo más elemental que queremos hacer ver, no podremos ayudar a otros si no estamos bien, si no reunimos las condiciones.

mujer-en-agua

Ayudar siempre nos dará placer, nos dará regocijo, el compartir, el comprender, el ser empático, protector, buen amigo, siempre resulta gratificante y útil, pero debemos respetar nuestros límites, nuestros alcances, cada quien debe hacer lo suyo y responsabilizarse por sus actos, por su vida, por sus retos. Aprendamos a darle a cada quien la oportunidad de vivir su vida sin tener que nosotros sacrificar la nuestra, el amor no se trata de eso, el amor se trata de hacer que la otra persona reconozca sus capacidades y aprenda a volar, no de cortarnos las alas nosotros mismos para ofrecérselas a alguien más.

No argumentemos nuestras decisiones de sacrificar nuestras vidas por el bienestar de alguien más, eso es responsabilizar a los demás de una realidad que solo nos pertenece a nosotros mismos y hará a los demás vivir con el sentimiento de culpa sobre algo a lo cual ni siquiera tuvieron acceso.

aykut-aydogdu-ilustra-la-complejidad-del-ser-humano-01

Ayuda, cuida, conserva a todo el que puedas, pero recuerda que quien más necesita de ti, eres tú mismo.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

 

 

 

Concubinato público… La Traición


1476849175997

Por: Marianella Salazar.

Nunca la sociedad venezolana estuvo tan desamparada. Es una realidad que impacta al mundo entero, alarmado ante una crisis sin precedentes que comenzó a permear de manera dramática hacia América y Europa, identificando al venezolano del siglo XXI como víctima de una dictadura criminal, pero que al mismo tiempo, también lo es de una dirigencia opositora incompetente y cómplice.

Una de las grandes tragedias en la Venezuela actual es presenciar el concubinato público y escandaloso entre el régimen y parte de la dirigencia opositora. Debe resultar asombroso para quienes desde el exterior han ejercido acciones sin precedentes contra la dictadura, como el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en conjunto con presidentes en ejercicio del hemisferio, así como de España, Francia, Reino Unido, Alemania y más de 45 países que se plantaron en contra de la ANC. De igual manera, el grupo de ex presidentes reunidos en IDEA, en particular, los que estuvieron como veedores en la consulta popular del pasado 16J, cuando la Asamblea Nacional convocó a a ejercer el artículo 350 de la Constitución y desconocer el CNE fraudulento. Ha sido vergonzoso, por decir lo menos, que los ex presidentes –Pastrana, Fox, Quiroga y Chinchilla– hayan aceptado la invitación de la MUD para participar como testigos de un hecho sin precedentes como el plebiscito y luego pretendan silenciar su reclamo al observar con asombro la inacción cómplice de la AN, y lo que es peor, la voluntad de cohabitar con un régimen corrupto, asesino y fraudulento con miras a las elecciones regionales.

Disidencia opositora

El patético discurso desde el Teatro de Chacao del secretario general de Acción Democrática, el pasado 17 de julio, hablando de elecciones primarias, dejó claro que el concubinato existente persigue mantener la ubre de la cual viven y se financian los partidos políticos: alcaldías y gobernaciones. Es más que sospechoso que tengan más de una década convirtiendo rotundos éxitos en derrotas estruendosas, incluso un triunfo como el del 6 de diciembre de 2015, sin que se haya cumplido un solo mandato para los que fueron electos los diputados hace casi 2 años.

La vieja política, clientelar, ya desgastada, ve emerger su propia disidencia, como sucede en el chavismo. En ese contexto ubico el contundente mensaje al país y el llamado a la reflexión en la MUD, emitido la semana pasada por el alcalde metropolitano Antonio Ledezma, en el que reclama al liderazgo no haber cobrado la victoria del 16 J, cuando recibió el dictado para conformar un gobierno de unidad nacional.

Ledezma sabía que no aguantarían la pedida de elecciones regionales, ignorando olímpicamente que el organismo electoral que las convoca es el mismo que el pasado 30J acaba de cometer “el fraude electoral más escandaloso de la historia”, por eso hizo un llamado urgente y oportuno, antes que la desesperación en la calle impusiera salidas desconcertantes y aplaudiera irrupciones militares, como las del Fuerte Paramacay, en Valencia.

Alguien con el coraje y la sindéresis de Ledezma debe canalizar la indignación, impotencia y desesperanza que sentimos los ciudadanos. También se infiere –por sus declaraciones– que el inhabilitado gobernador Capriles Radonski, víctima de acuerdos tras bastidores MUD-PSUV, asumirá más tarde o temprano su disidencia, si continúa exigiendo acciones políticas de mayor envergadura a una protesta que a casi cuatro meses solo ha reportado más de cien inocentes asesinados, miles de heridos y detenidos que no entregaron sus vidas, ni arriesgaron su libertad para que entre gallos y medianoche se llegara a unos acuerdos electorales que el régimen no respetará.

 

Así se siente el venezolano… y a quien le importa?


solo-el

<<VENEZUELA DESAPARECIÓ>>

Lo confieso: no tengo idea en donde estoy ni para donde voy. Las que fueron mis referencias para ubicarme en Venezuela han desaparecido. Es como volar en la niebla sin radio y sin instrumentos.

Nací y crecí en Caracas pero ya no soy caraqueño: no me encuentro a mi mismo en este lugar convertido hoy en relleno sanitario y manicomio, poblado por sujetos extraños, impredecibles, sin taxonomía. A lo largo de mi vida recorrí casi todo el país, lo sentí, lo incorporé a mi ser, me hice parte de él. Hoy no lo reconozco, no lo encuentro. El extranjero soy yo.

Ocho generaciones de antepasados venezolanos no me ayudan a sentirme en casa. Nos cambiaron la comida, los olores de nuestra tierra, los recuerdos, los sonidos, las costumbres sociales, los nombres de las cosas, los horarios, nuestras palabras, nuestras caras y expresiones, nuestros chistes, nuestra forma de vivir el amor, los negocios, la parranda, o la amistad. Forzosamente nuestro cerebro y nuestro metabolismo se fueron al carajo, ese ignoto lugar carente de coordenadas.Hoy somos zombis, ajenos a todo, letras sin libros, biografías de nadie. Nos quedamos sin identidad y sin pertenencia. Una forma muy ocurrente de expatriarte: en lugar de botarte a ti del país, botaron al país y te dejaron a ti.

Hoy Venezuela agoniza en algún exilio, pero no en un exilio geográfico. No, Venezuela se extingue aceleradamente en un exilio de antimateria, sin tiempo ni espacio. Cualquiera sea el intersticio cuántico en donde se desvanece Venezuela, no podremos llegar a él. El país desapareció de la memoria de las cosas universales; no existen unidades o instrumentos capaces de medir su extraña ausencia. No hay un cadáver que sepultar, ni sombra, huella, o testamento que atestigüen una muerte. Todo se perdió en un críptico agujero negro. Más que una muerte esto ha sido una dislocación en el espacio-tiempo.

Pronto se dirá: “¿Venezuela? Venezuela nunca existió Vamos a buscarlo JUNTOS….Tengo extraviado a mi país desde hace unos años y se llama VENEZUELA. Era un país donde tu encontrabas solidaridad, paz, amor, unión. Donde todos nos veíamos como hermanos de la espuma, de las garzas, de las rosas y del sol a pesar de ser hijos de diferentes padres. Donde salía a rumbear a las 9:00p.m. y regresaba a mi casa a las 3:00a.m. y no me pasaba nada. Donde estaba en una parada esperando un transporte público a cualquier hora del día y me sentía tranquilo y seguro. Donde iba al supermercado y no sabía cual mayonesa, margarina, mantequilla, aceites, harinas, atunes, sardinas, detergentes, leche, azúcar, entre otros, escoger por la cantidad que habían y de distintas marcas. Donde iba a la escuela o liceo y respetaban al maestro o profesor. Donde en diciembre compartía las hallacas con los vecinos y con todos los amigos que llegaban a nuestras casas terminaba jugando domino. Donde el venezolano viajaba orgullosamente a otro país y cuando preguntaban de donde vienes, rápidamente respondía de VENEZUELA. Donde iba a comprar unos zapatos, un pantalón, etc y aún quedaba dinero. Donde para el “esta barato dame dos” no había que pedir permiso. Donde cada domingo en familia se desayunaba arepa con queso guayanés, reina pepeada, perico o caraotas y carne mechada sin hacer colas. VENEZUELA es un lugar donde entre sus playas quedo mi niñez, tendido al viento y al sol. Tiene muchísimas cosas maravillosas ese país, tu país, mi país. HOY LES PIDO CON MI CORAZÓN ROTO DE TANTO EXTRAÑARLO, que si ustedes lo ven, le digan que llevo su luz y su aroma en mi piel y el cuatro en el corazón. Que amo, lloro, canto, sueño con volverlo a ver. COMO TE EXTRAÑO MI VENEZUELA QUERIDA. Pasen este mensaje  que con dolor hoy escribí para ver si alguien me da alguna pista de mi país. Porque después de esta vida no hay otra oportunidad.. 
TE AMO VENEZUELA!.

Miguel Ángel Landa. Actor.

Que sienten los hijos de venezolanos que están en el extranjero… El hijo de un amigo a sus padres – mis amigos.


deportaciones-familias

Hoy quiero compartir con uds un escrito realizado por mi segundo hijo, como producto de conversación matutina de hoy, son ideas que invitan a la reflexión:
” Te levantas como todos los días. Vas a la nevera, tratas de decidir que tomar hoy: de pronto leche, o mejor jugo de naranja o tal vez solo agua. Tratas de seleccionar que vas a descongelar para el almuerzo: ¿Carne o pollo? Montas el café para preparar un buen con leche que te levante el ánimo y expulse la pereza. Montas unas “arepitas” para los niños (para no perder la bonita costumbre venezolana) y vas al cuarto, te acuestas de nuevo para despertar a tu esposa, darle un beso a tus hijos y ayudarlos a comenzar la faena.

De pronto decides llamar a tus padres. Quieres saber cómo están ellos, como van sus vidas y no perder el contacto a pesar de la distancia. Mamá y papá te cuentan que lavan los platos con champú de carro, que no encuentran jabón de baño hace algunos días, que ayer caminaron por varias carnicerías por horas y no consiguieron pollo ni carne, solo cochino (puerco), que la tía de Maracay caminó horas para luego hacer una cola de unas horas más para comprar un par de muslos de pollo. A pesar de todo sonríen, y tu supones que en el fondo esa sonrisa busca de alguna manera calmarte a ti pues ellos ven tu rostro desencajado mientras has escuchado todas sus penurias.

Te despides de ellos con un nudo en el alma pero también con una sonrisa para no preocuparles. En pocas palabras devuelves el gesto. Sales a la cocina y vuelves a ver el festín de abundancia que habías abandonado algunos minutos atrás. Se te parte el alma, piensas en los amigos, en los hermanos de crianza, en los compañeros de vida y tratas de imaginar sus penurias, sus tristezas, su “al mal tiempo buena cara”. Imaginas a tus padres, señores que trabajaron con honestidad para construir un mejor país, que se acercan a la tercera edad, teniendo que mostrar un documento de identidad para poder comprar comida, o cualquier otro producto y te sientes miserable. En un arrebato de ira y tristeza solo tratas de pensar en la manera de ayudarles, de mandarles algo, de solucionar al menos lo más básico, pero te das cuenta que es inútil.

Por último reflexionas acerca de su futuro y con una mueca socarrona piensas en la idiotez ilustrada de quien Gobierna a Venezuela. Mientras no se consiguen alimentos, medicinas, artículos de aseo personal y quien sabe cuantas cosas más, ese Gobierno obliga a firmar a la mayoría de los ciudadanos para que Barack Obama no castigue a los corruptos “revolucionarios” que tienen millonarias cuentas y propiedades en los Estados Unidos.

Te das cuenta: Ante un panorama desalentador y sin futuro a corto o mediano plazo, comienzas en tu mente a hacer tu propia lista, tu grupo más selecto, a los que de una u otra forma “tienes que sacar” para salvar su futuro. Es tu versión venezolana de “La lista de Schindler”. No hay más opciones, no tienes tiempo que perder.


Publicado por Alexander Zapata para El Don el 4/08/2015 08:48:00 a. m.

Te queremos de vuelta *Venezuela*


‪#‎dondefirmopara que no haya más muertos en el país? para que se acabe la delincuencia? para que se acabe la corrupción? para que haya justicia? para que no solo sancionen a 7 corruptos sino a todos?

‪#‎DondeFirmo para derogar las falta de insumos en los hospitales, para acabar con las colas y desabastecimiento en supermercados

#DondeFirmo para derogar la inflación?

#DondeFirmo para derogar el analfabetismo de Maduro?

#DondeFirmo para que haya más universidades y menos armas?

#DondeFirmo para que la DEA arreste a Diosdado?

#DondeFirmo para que destituyan a Roy Chaderton?

#DondeFirmo para sacar a VENEZUELA adelante!!!!!!!

Tengo extraviado a mi país desde hace unos años, se llama 🇻🇪VENEZUELA 🇻🇪.
Era un país donde tú encontrabas solidaridad, paz, amor y unión.
Donde todos nos veíamos como hermanos de la espuma, de las garzas, de las rosas y del sol a pesar de ser hijos de diferentes padres.
Donde salía a rumbear a las 9:00p.m. y regresaba a mi casa a las 3:00a.m. y no pasaba nada. Donde estaba en una parada esperando un transporte público a cualquier hora del día y me sentía tranquilo y seguro. Donde iba al supermercado y no sabía cuál mayonesa, margarina, mantequilla, aceites, harinas, atunes, sardinas, detergentes, leche, azúcar, entre otros, escoger por la cantidad y variedad que había y de distintas marcas. Donde iba a la escuela o liceo y respetaban al maestro y a las bellas hembras compañeras . Donde en diciembre, las hallacas con los vecinos y con todos los amigos que llegaban a nuestras casas terminábamos jugando dominó. Donde el venezolano viajaba orgullosamente a otro país y preguntaban de dónde vienes?, rápidamente respondía: de
🇻🇪VENEZUELA!!!. 🇻🇪 
Donde iba a comprar unos zapatos, un pantalón,etc y aún quedaba dinero. Donde para el “está barato, dame 2”, no había que pedir permiso. Donde cada domingo en familia, se desayunaba arepa con queso guayanés, reina pepeada, perico o caraotas y carne mechada sin hacer colas. VENEZUELA es un lugar donde entre sus playas quedó mi niñez, tendido al viento y al sol. Tiene muchísimas cosas , ese país, tu país
mi país.

HOY LES PIDO, CON EL CORAZÓN ROTO DE TANTO EXTRAÑARLO, que si ustedes lo ven, le digan que llevo su luz y su aroma en mi piel y el cuatro en el corazón. Que amo, lloro,canto, sueño con volverlo a ver. CÓMO TE EXTRAÑO MI 🇻🇪VENEZUELA 🇻🇪.
Por favor, ayúdame a difundir este mensaje que con dolor, hoy escribí, quizá alguien dé alguna pista de mi país. Porque después de esta vida no hay otra oportunidad
TE AMO VENEZUELA

Laureano Márquez