La Situación de Venezuela Atañe a los Países de las Américas. De No Ser Así Esto Será el Cáncer que Consumirá a América


Venezuela-destrucción

No hay humanidad en el silencio, la censura y la represión. Y la soberanía es una mascarada si las decisiones estratégicas y el destino de los recursos esenciales son decididos por Cuba. Como se aprecia, no es un tema de estadísticas, mucho menos de encuestas. No se trata de si el mal es popular. Se trata de que es inaceptable. Hitler era muy popular, y ya sabemos los ardores internos que provocaba Fidel Castro. Lo que pasa es que el mal se sirve de la seducción y el engaño. Por eso San Pablo en la segunda carta a los Corintios advertía contra su táctica: “No debe sorprendernos, porque el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz”.

El mal se aprecia en el sufrimiento de los demás. Permitir el desconsuelo, el dolor y la desolación de los otros exige primero un esfuerzo de cosificación mediante el cual se despoja de la condición humana a quienes se quiere someter o destruir. Por eso el mal se vale de la indiferencia criminal y de la explotación de los perjuicios. Se es indiferente desde la inacción o desde la mera expectación.  Cuando el régimen deja morir de hambre a un preso, o no le importa dejar sin medicinas a los trasplantados, ejerce una apatía criminal que los hace culpables y responsables. Cuando un ciudadano no se escandaliza de los infortunios del prójimo, cuando no levanta su voz y sus manos exigiendo rectificación, está siendo corresponsable de lo que por cuenta del régimen está ocurriendo. El pecado capital de pereza se exhibe cuando en lugar de hacer, exigimos a los otros propuestas y acciones. No es endosable la responsabilidad ni la virtud. El mal abunda en la descalificación. Es desgraciadamente rico en la posibilidad de segmentar entre los propios y los demás. Es por eso por lo que gusta de la división y es abundoso en descalificativos. Ellos siempre se adjudican la esencia de lo indispensable, el resto terminan siendo descartable. El mal es discriminación ¿Por qué no nos rebelamos a seguir en el pozo de la displicencia?

El mal se solaza en el análisis y en la digresión retórica. En el plano de la teoría el mal se hace pasar por bien. Transforma crímenes en costos, y abismos en plataformas para seguir avanzando. El mal reducido a estadísticas se hace leve. El mal se despliega cómodamente en el cálculo de las conveniencias que asumen como perfectamente normales los tiempos de espera, progresividad y exigencias de conversión que resultan imposibles de implementar. El mal se alimenta y fortalece con esos desplantes de corrección política, de falsa decencia republicana que pide al hambriento que siga pasando hambre, al enfermo que se inmole, al preso que aguante y al que padece violencia y represión que siga sacrificándose, mientras ellos, los adalides de la falsa decencia juegan a los dados, negocian, y se pasean por el mundo pidiendo mejoras incrementales en la calidad de los procesos electorales. ¿Cuántos muertos, lágrimas y vidas desgastadas se habrán sacrificado en el altar de las malas estrategias, de la ingenuidad culposa, de los arreglos subyacentes?

San Agustín propone que el mal es la privación de todo bien, que nos conduce a la nada. En eso consiste la liquidación de cualquiera que se oponga, y para eso sirve la brutal capacidad que en la actualidad tiene el poder para violentar la promesa originaria de servir a la vida y a la propiedad de los ciudadanos a su cuidado.  El mal siempre tiene vocación totalitaria, absoluta. El filósofo argentino Víctor Massur lo narra como “la quiebra de la razón y la locura que pierde su pudor”. Toda experiencia totalitaria es irracionalidad lujuriosa, que se va perfeccionando con cada crimen. Parafraseando a Jorge Semprún, en nuestro caso “nada es verdad, salvo la lista personalizada de todos aquellos que han padecido y perecido por esta ráfaga de violencia socialista. Nada es verdad, salvo la ausencia y el vacío que todos ellos han dejado. Nada es verdad salvo el miedo, el sufrimiento acumulado, la rabia, la decepción y la desbandada”.

Algunos previenen contra este discurso centrado en el mal. Lo tildan de pretencioso y peligroso, porque ¿quién asegura que ellos son los malos, y que en todos los casos ellos participen de esta lógica del mal? ¿Quién nos permite escindirnos entre ellos y nosotros? El mal es actor y consecuencias, y también se ceba en nuestro recato. ¿Cómo sabemos que ellos son el mal y nosotros estamos en el flanco del bien? Jesús nos da la pista. Es malo quien produce el mal. Es bueno quien provoca el bien. Por sus obras los conoceréis, dice el evangelio. El mal germina en esos momentos de nuestra historia en los que las normas de moralidad mínimas, aquellas necesarias para la convivencia desaparecen o son fatalmente eliminadas.  Y de allí se extiende hasta confines inenarrables de muerte, violencia y destrucción. ¿No es eso lo que estamos viviendo? ¿No sabemos nosotros cual es la causa raíz de todas nuestras angustias? ¿No hemos inventariado una y otra vez nuestras derrotas, duelos, traiciones, represión, sacrificios y muertes? ¿No nos sentimos ahora más desvalidos? ¿No se nos hacen lejanas la felicidad, la autonomía y la libertad? ¿No son acasos malos frutos, agrios y ponzoñosos, esos que nos da todos los días el socialismo del siglo XXI? Sus frutos son el mal, y el mal produce esos frutos.

Dos lecciones adicionales servirán de epílogo a esta larga reflexión. La primera lección es la irreversibilidad del mal. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos, dice el evangelio. La segunda lección es la necesidad de extirpar de raíz la causa del mal. Todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego. No se preserva, se elimina porque no se puede convivir con el mal absoluto que siempre significa la desgracia del otro, el envilecimiento del otro, la ignominia del otro. 

Víctor Maldonado

*¿QUÉ QUIERES DE ESTA VIDA?*


125741683_00304

*¿Quieres Ser Feliz?*

Si quieres ser  feliz, deja de buscar la felicidad y sé Feliz AHORA. Si no eres feliz AHORA no lo serás en el futuro, porque la Felicidad es un estado de nuestra consciencia y no un estado de ánimo que depende de algo externo.

*¿Quieres incrementar tu Felicidad?*

Compártela con otros y sé generoso con cualquiera sin buscar nada a cambio.

*¿Quieres Ser Fuerte?*

No te aferres a nada, suéltalo todo, y toma responsabilidad por todo, incluso por cómo te sientes. Ponerte en un lugar de víctima te debilita.

*¿Quieres Ser Excelente?*

Estate dispuesto a equivocarte, avanza con confianza, naturalidad y humildad. Agradece y aprende de los errores del pasado para no repetirlos, pide perdón y perdónate.

*¿Quieres Ser Sabio?*

Escucha a tu corazón y deja que él te guíe. No necesitas recopilar más información, reconocer tu propia ignorancia es suficiente.

*¿Quieres Paz?*

Acepta a las personas y a las situaciones tal cual son, solo así podrás aceptarte a ti y estar en Paz.

*¿Quieres Abundancia?*

Pon foco en todo lo que tienes y agradécelo y no en lo que crees que te falta.

*¿Quieres recibir Amor?*

Deja de exigirlo, llamar la atención y generar tensión. Da Amor Incondicional y te sentirás desbordado de Amor y Dicha. El Amor maduro es dar, el inmaduro es tomar.

*¿Quieres ver con Claridad?*

Cierra los ojos y despiértate.

*¿Quieres ver Milagros?*

Abre los ojos y mira, están por todos lados y todo el tiempo.

*¿Quieres Respuestas?*

La quietud y el silencio te las darán. Luego no habrá más preguntas y todo será muy evidente.

 

*¿Quieres sentirte conectado contigo, con los demás y con todo el Universo?*

Medita.

*¿Quieres estar Centrado?*

Deja de juzgar y culpar a los demás y a ti mismo. Recibe de la misma manera las críticas y los elogios.

*¿Quieres avanzar en la vida?*

Deja de estar pendiente de las opiniones de los demás. Escúchalos, pero luego toma tus propias decisiones y hazte cargo.

*¿Quieres cambiar el Mundo?*

Cambia tú.

*¿Quieres salir de la depresión?*

Sé útil para los demás, haz algún tipo de servicio voluntario y no estés esperando y demandando atención y lástima. Deja de pensar ; “yo, yo, yo” o preguntarte ; “¿por qué a mí?”, “qué injusticia” etc. … esta forma de pensar te tira más y más para abajo.

*¿Quieres tener tu autoestima alta?*

Observa, conoce y disuelve tu Ego, sé natural, claro y sincero y el mundo entero se rendirá a tus pies.

*¿Quieres iluminarte?*

Solo date cuenta de que ya lo estas…

general de la sociedad.*Sri Sri Ravi Shankar*

Amigos del Mundo esta es nuestra situación… Resistencia, Estudiantes y ciudadanía en Rebeldía. Nicolás Maduro títere de la Dinastía de los Castro.


26166072_1248224908654885_6381872088376371341_n

La Rectora de la UCV, Dra. Cecilia Garcia Arocha.

En una palabra, “Venezuela no es un país de analfabetas”. Aquí hay una serie de intelectuales y profesionales de reconocida reputación nacional e internacional… y que permanecen en el país. Imponer una Dictadura y de parte de un analfabeta conductor de autobuses, que no tiene ni siquiera un título ni reconocimiento como Técnico…  es prácticamente imposible. Los intelectuales checos se le impusieron al militarismo del Imperio Austro-Húngaro y a Rusia y el Imperio Alemán y  fundaron la República de Checoslovaquia. Los obreros polacos, todos técnicos profesionales, se le impusieron a la Unión Soviética y Lesh Waleshca recuperó Polonia.
El Chavismo es una Unión Cívico Militar de analfabetas y militares (que no son sino animales armados que no tienen idea de Doctrina Militar) LACAYOS de la dictadura cubana, fruto de la diáspora de los intelectuales cubanos. Hermanos venezolanos: *¡¡ESTAMOS EN GUERRA!!* Estamos invadidos y en guerra con Cuba. Las fallidas invasiones de Falcón y Machurucuto de los años 60 logradas por Quintacolumnistas venezolanos que hoy día forman parte del PSUV por fin se concretaron cuando los “celestinos” de la V República traicionaron a su país, y su madre, su hija y su hermana se la entregaron en bandeja de plata a Fidel, el Urano de estos analfabetas, que se comía a sus hijos. Vamos a convertirnos en Kronos. Castremos a estos animales. En lugar de hacer como el Proxeneta de Chávez que le erigió una estatua al “Soldado Cubano Desconocido” que invadió por Machurucuto, saquemos al invasor cubano, no podemos aceptar que la Dinastía Castro satisfaga su sueño de colonizar Venezuela. Así como enfrentamos al Imperio Español, debemos pelear hasta morir contra Cuba. Los ataques realizados durante todas nuestras protestas, ayer y hoy contra los manifestantes no fueron dirigidos por militares venezolanos. Esos no saben ni vender cebolla. Eran militares cubanos de las tropas invasoras. Tenemos que resistir y los viejos no podemos dejar solos a nuestros hijos que se han quedado a defender a nuestra Venezuela. Cuídense y cumplamos con la última misión que Dios nos ha asignado.

 

Groseras sanciones?… Y la grosera estafa a un país que?


Jorge Rodríguez: “Si no retiran las sanciones, no hay elecciones presidenciales”

JORGE-RODRIGUEZ-2-777x437

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, aseguró este lunes que el Gobierno de Nicolás Maduro no llegará a ningún acuerdo con la oposición ni convocará elecciones si no se retiran las sanciones internacionales contra su país.

Venezuela no va a ir a un evento electoral ni va a firmar ningún acuerdo con la oposición venezolana hasta que se levanten las groseras sanciones que la dirigencia de la derecha venezolana solicitó frente al Departamento del Tesoro de Donald Trump y frente a las autoridades españolas canadienses o de otra índole”, afirmó.

Rodríguez hizo estas declaraciones después de que el fin de semana se celebrara en la República Dominicana la primera ronda de negociaciones entre Gobierno y oposición, que no llegaron a ningún acuerdo y volverán a reunirse el 15 de diciembre con las condiciones en que deben celebrarse las presidenciales de 2018 en el centro del debate.

El ministro, que es también uno de los emisarios del Gobierno en las negociaciones de Santo Domingo, citó asimismo el reconocimiento por parte de la oposición de la Asamblea Nacional Constituyente como una de las demandas oficialistas en las conversaciones. Por último, citó entre las peticiones del Gobierno en las conversaciones la creación de una “comisión de la verdad”, que juzgaría la responsabilidad de líderes opositores en los disturbios de las protestas.

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló este lunes que en la trama de corrupción de los detenidos Nervis Villalobos y a Diego Salazar están vinculados los “MUD-chicos”, reseña Sumarium.

“En la trama de funcionarios corruptos generalmente hay banqueros, financieros, empresarios o lo que ellos llaman ‘bolichicos’ pero resulta que la mayoría debería llamarse ‘MUD-chicos’ porque o la mayoría de ellos o son familiares de altos dirigentes de la derecha venezolana o son los que financian desde Miami o España las campañas contra el Gobierno de Nicolás Maduro y en los próximos días sabremos más nombres de esos ‘MUD-chicos que se hicieron multimillonarios con Nervis Villalobos o Diego José Salazar Carreño“, indicó.

En ese sentido, contó que uno de estos personajes es Leonardo Díaz Paruta, exdirector de la policía de Chacao cuando Leopoldo López era alcalde del municipio.

 

 

 

¡A DÍAS DE PERDER LA REPÚBLICA! “Un territorio sin ley”, por Laureano Márquez


1148-600x320

El tío Montesquieu nos enseñó algo que los venezolanos de este tiempo hemos entendido a cabalidad con mucha muerte, dolor y sacrificio: sin división de poderes el hombre pierde la libertad y se convierte en un esclavo del déspota de turno.

Laureano Márquez / TalCual

¿Leí bien?, es lo primero que me pregunté. Desde el máximo tribunal se dice que “Chacao es un territorio sin ley”. Es que Venezuela parece ya una obra de Ionesco, qué curioso, qué extraño, qué coincidencia. ¿Un territorio sin ley? Eso dicho desde la “cima” del derecho, que es el cráter del volcán más profundo del continente, resuena demasiado. Es lo que llaman los expertos disonancia cognoscitiva. Como que el carpintero diga: “hay que meter presos a los que talan árboles”; como que el carnicero diga: “por qué sacrifican a los animales, hay que ser vegetarianos”. Por qué olvidamos con tanta frecuencia la parábola de la paja en el ojo ajeno. Para comenzar, los profesores que hacen ciencia ficción en las escuelas de Derecho, definen ley como: “norma jurídica dictada por un cuerpo legislador”. El TSJ suprimió el cuerpo legislador que los venezolanos votamos, elegimos y designamos. Es decir, no hay ley porque no hay órgano legislativo, ni división de poderes, ni justicia, ni bien común, ni seguridad jurídica, ni pirámide de Kelsen, ni constitución. Pero más allá, no hay eso que los antiguos llamaban sindéresis, sentido de la historia, respeto por el ineludible juicio eterno, dicho más claramente: lo que no hay es vergüenza, eso que le enseñaron a uno en la casa cuando le explicaban que no se podía andar corriendo desnudo por ahí. No hay ley en Chacao, ni en el resto de Venezuela.

Es que como diría Charles Louis, las leyes tienen espíritu, como el cantar, que tiene sentido, entendimiento y razón. Es decir las leyes tienen lógica: suspender elecciones que establece el ordenamiento jurídico en nombre de la democracia, por ejemplo, va contra eso que llaman los andaluces el sentío comú. El tío Montesquieu nos enseñó algo que los venezolanos de este tiempo hemos entendido a cabalidad con mucha muerte, dolor y sacrificio: sin división de poderes el hombre pierde la libertad y se convierte en un esclavo del déspota de turno. La ley, como fundamento del estado de derecho requiere que quien las aplica, lo haga teniendo la justicia como norte. Ser eso que llama el fiel de la balanza, no el contrapeso. La idea de representar a la Justicia como una dama ciega es porque ella no ve a quien condena o absuelve. No sabe si es pobre o rico, humilde o poderoso.

No hay nada más amenazante para la convivencia humana que aquel que lleva en sus manos la espada de la justicia tuerza el sentido de una norma con su interpretación de tal modo que termine haciendo con ella exactamente lo contrario de lo que la norma buscaba. Es verdad que un juez puede equivocarse y una cosa es el error, propio de los hombres, pero armar el rompecabezas del derecho para conseguir un propósito preestablecido en beneficio de alguien, que además ha hecho daño o delito, es ruin. Por eso se dice “que Dios y la Patria os lo premien, si no que os lo demanden”, porque en esto está el Supremo Autor de por medio, aunque se le llame principios, conciencia moral o, si quieren, escrúpulos.

A las frases del chavismo les ha dado últimamente por rebelarse también en contra de sus dueños, los nuevos “escuálidos” han hecho que la constitución se vuelva una “moribunda”, la devoran sus padres; la “podredumbre”, eso que llaman las “cúpulas podridas”, la “oligarquía leguleya”, pues –que viene a ser el gobierno de unos pocos–, lleva el rumbo de la nación.

¿Un territorio sin ley?

Sí señor, escasea también eso por acá. Y hay varios millones de ciudadanos en cola, esperando a ver si llega.