Esta carta te hará ver la vida de otra manera.


Estimado humano,

Si justo ahora estás leyendo esta carta, quiero darte la noticia de que eres un gran afortunado. Entre millones y millones de estrellas, galaxias y planetas, tú estás aquí, en este preciso momento, y tienes la posibilidad de leer, de reír, de llorar, de amar, y de vivir. No todos los conjuntos de átomos tienen esa suerte, y ni siquiera la tengo yo.

No pude crearte como un ser perfecto, ni como un ser divino, pero te otorgué alma y conciencia, te hice un ser libre.
Estoy aquí para ayudarte a cumplir tus sueños. Pero tendrás que ser consciente de lo que me pidas: siembra en tu mente paz y tranquilidad, y te la daré. Tus actos, pensamientos y palabras son el espejo de lo que en algún momento te regresaré cien veces más.

CUNIVERSO

Quiero darte algunos consejos. No son órdenes, pero si escuchas, agradecerás. Ama mucho y ama siempre, pero recuerda que el amor no se trata de posesión sino de apreciar, admirar, compartir y sentir. Recuerda que para poder amar a otros seres debes amarte primeramente a ti, tal cual eres.

Deja de lado el odio, la injusticia, el racismo, el materialismo. Alimenta tu alma con arte, con música. Aliméntate todos los días con lo que amas hacer, sal a conocer el mundo, viaja. Recuerda que tú eres parte de mi así como yo soy parte de ti. Si alimentas tu alma también alimentarás la mía y lograremos ese gran balance.altro_universo

Estimado humano, te haré caer varias veces, y quizás pienses que te he defraudado, pero debes saber que lo hago para que aprendas a levantarte con más fuerza.

Te llenaré de lágrimas en varias ocasiones, de tristezas, pero recuerda que al final de esa gran oscuridad siempre habrá una luz para ti.

A través de tu vida te iré quitando a algunos de tus hermanos cercanos, pero no te preocupes, recuerda que todo tiene un propósito, la muerte es solo una extensión de la vida, no mueren, solo pasan a ser esencia y energía del universo, la misma que tú respiras todos los días.

universo

Humano, nunca estás solo. Cuando te sientas solo recuerda que estoy aquí, te veo y te siento. Sería muy complicado regalarte una forma física de todo mi ser, pero te he regalado trocitos de mi alma, te he regalado una luna que puedes contemplar todas las noches, las estrellas, el sol; te he regalado flores; te he regalado a una naturaleza perfecta, a tu madre naturaleza.

Ella se llama Pachamama, Gaia, y debes cuidarla, amarla y respetarla, aprender de ella porque es sabia.

Yo no hice las religiones, ni las ideologías que solo actúan completamente en mi opuesto, separando a las personas y clasificándolas. Yo creé seres libres.

Por ello eres libre de darme la forma que tú desees. Puede ser la de un Dios, la de una ideología, la de una divinidad, puedes simplemente no creer en mí.

Es muy complicado darte a conocer mis secretos, la historia de mi creación y mi propósito. Simplemente deseo que aproveches este segundo que te he otorgado en toda mi historia, que vivas al máximo cada día que te otorgo.

Por favor, haz que te recuerde, deja huella como humano en esta hermosa historia del universo.

Atte,

El Universo

P.D.: Recuerda que cada acción que hagas con el corazón, tendrá ecos en todo el universo.

 

 

 

 

Carta a un médico venezolano por Laureano Márquez


e6feb2786484e0464fcc500ed4e87da7

Estudiante de medicina y médicos ayudando a la Resistencia. 

Querido doctor:

Quiero que sepas que los venezolanos estamos orgullosos de ti, que estamos clarísimos: sabemos que nuestros médicos son los mejores del mundo y los más humanos. En ningún otro lugar se ejerce la medicina como en nuestro país, en el que hasta en una piñata puedes tener una consulta ambulatoria con uno de los papás del amiguito de tu hijo.

En Venezuela uno no va a una consulta impersonal, como hace la gente de otros países; aquí tu médico es tu amigo y conoces a su esposa y vas a la graduación de su hija; si lo encuentras en el mercado, pregunta por tu salud y averigua si te estás tomando la pastillita. Él no revisa tu historia porque se la sabe de memoria: la ha hecho parte de la suya y ves en ella los colores de todas las plumas fuente de sus años y los tuyos, porque la relación de un paciente con un médico en Venezuela es “hasta que la muerte los separe”.

Tu médico envejece contigo; podrá pasar de los noventa, como el Dr. Otto Lima Gómez, pero tu confianza en él no merma, porque lo hallas cada vez más sabio, más bueno y hasta más elegante; pero especialmente porque él sabe lo que tú tienes no a partir de los exámenes de sangre, sino del examen que hizo de tu alma en la mirada triste con la que entraste a su consulta y porque su mano en tu hombro es la mejor medicina. Estamos tan orgullosos de ustedes, queridos amigos médicos, tan conmovidos con su quehacer, que no hallamos las palabras exactas de gratitud en esta dolida hora en la que ustedes sacan las balas de los cuerpos de los hijos de esta tierra, caídos en una guerra a la que van con “un canto infinito de paz”.

Ser médico en la Venezuela de estos tiempos es un acto de heroísmo y de amor, de ingenio y de creatividad para salvar vidas en medio de esta tragedia artificial llamada gobierno, que lleva dieciocho años destruyendo lo mejor de nosotros, lo más bueno, lo más noble, lo más sagrado. Seguro que hay algo —los alumnos lo sabrán— en nuestras escuelas de Medicina que hace que quien salga de allí sea dueño de un alma especial, no solo plena de sabiduría, sino lo más importante: de sensibilidad y virtud. Es como si en una cápsula de Petri se hubiesen mezclado la ciencia de Razetti, la santidad de José Gregorio y el sentido de la justicia de Vargas.

Ahí están los muchachos de la Cruz Verde, los estudiantes de Medicina, salvando, ayudando, sembrando vida donde otros se la roban. Son nuestros superhéroes, nuestros salvadores, nuestra certeza de que no toda esperanza ha sido arrebatada por la maldad, de que esta tierra es esencialmente de gente buena y solidaria, inteligente y pacífica, por más que el mal, la crueldad y el terror se hayan apoderado temporalmente de las riendas de nuestro destino envileciéndonos a todos; es “el vil egoísmo que otra vez triunfó”: Boves redivivo siembra de muerte los campos de Venezuela. En medio de esta debacle están ustedes, los médicos, más que ejerciendo la medicina, haciendo milagros. Junto a ustedes, las enfermeras y enfermeros, porque si el médico salva vidas, la enfermera salva al médico.

Querido amigo: gracias por dar la cara por la salud y recibir heridas de aquel de quien te vengarás salvando la vida de su hijo o la suya propia. Gracias por tu humanidad toda, por la santidad de tu vida cotidiana, por las causas que apoyas en los lugares más remotos, por actualizarte cada día en un país al que ya no llegan las revistas de medicina. Gracias por hallar un sustituto al remedio que no se consigue, o por dármelo tú mismo, aunque en ello se te vaya la vida cruzando el mar. Gracias por las consultas que no causaron honorarios cuando me suponías pelando. Gracias, pichón de médico, que saliste a una calle insegura a entregar tu vida salvando a tu hermano; ojalá que el que te arrolló siempre encuentre médicos y medicinas; ojalá que viva para siempre. Gracias, doctor, muchas gracias, que Diosito me le pague, como dicen nuestras abuelitas cuando salen de tu consulta. ¡Ah! y no te preocupes: Carujo, esta vez, también pasará, porque “es el hombre de bien el que siempre ha vivido y vivirá feliz sobre la tierra y seguro sobre su conciencia”.

A todos los países que hoy humillan a los venezolanos


banderas-america-venezuela

Abril 4, 2017

El siguiente texto fue publicado por Charlie González en el grupo de Facebook Inmigrantes en Panamá y nos pareció relevante publicarlo acá ya que expresa la visión de un venezolano que vive en Venezuela sobre los hechos de xenofobia y racismo de los que han sido víctimas muchos venezolanos en diferentes países de América Latina:

Esto es para todos los países que hoy humillan a mis hermanos venezolanos; con esto deseo refrescar sus memorias, cuando el Loco de Hitler invadió Europa y creó el caos de la 2da Guerra Mundial el hambre se apoderó del Mundo, la miseria, la muerte y la desolación eran la moda.

Había un país en Sudamérica llamado Venezuela donde todos los extranjeros venían en busca de pan, techo y paz con la Fe de tener una vida nueva, aquí en mi país consiguieron todo eso, incluso los israelitas que venían huyendo del holocausto Nazi encontraron en Venezuela la tierra Prometida en la que fluye leche y miel, el Edén del Señor.

Mientras otros países les cerraban las puertas por temor a una agresión militar por parte de Hitler, aquí llegaron barcos, buques repletos de mujeres, niños y hombres y el gobierno de Venezuela no tuvo miedo de recibirlos, se les dio techo, trabajo, y una vida digna, los italianos huyendo de Benito Mussolini.

Los alemanes que hasta una colonia entera se les regaló como la Colonia Tovar que queda ubicada en el estado Aragua, los franceses venían por miles a Venezuela corriendo de la guerra, los polacos, los antiguos soviéticos, en fin nunca este país abandonó a un extranjero sumergido en dolor, hambre o miseria.

Ahora quiero hacer hincapié a los Siguientes Países: COLOMBIA, ECUADOR, PERÚ, PANAMÁ ,y CHILE: ¿por qué menciono estos países?, pues por la sencilla razón del incremento humillante con que veo el atropello hacia mi gente, mi sangre bolivariana, a tal punto que desde sus congresos han decretado no recibir más venezolanos que van en busca de un alivio financiero y solución a sus problemas.

Esas cosas yo como venezolano aún no las vivo en carne propia, pero no me voy de mi país porque lo amo; en fin, sigo en dirección de mis pensamientos:

CHILE: Hermanos chilenos, les recuerdo que cuando el dictador General Pinochet los estaba matando de hambre durante casi dos décadas ¿a dónde venían muchos de ustedes a vivir en busca de pan, techo y trabajo? La respuesta es Venezuela donde hicieron vida y nunca salió un decreto del congreso de mi País expulsando a los chilenos.

COLOMBIA: Hermanos colombianos les recuerdo que después que mataron a Eliécer Gaitán han vivido 57 años de guerrilla, con muerte destrucción y hambre, y a ¿dónde han venido ustedes a vivir? La respuesta es Venezuela; donde cinco millones de colombianos hacen vida.

La mitad de su guerra interna se les volvió una narcoguerra imparable que se sustenta con ventas de narcóticos a países como Estados Unidos, sin olvidar que hemos hecho mantenido por décadas a CUCUTA suministrando GASOLINA, ALIMENTOS, LÍNEA BLANCA, REPUESTOS, TRABAJO Y MEDICINAS, y nunca aquí en Venezuela ha salido un decreto del Congreso de la República o Asamblea dictando o prohibiendo el ingreso de Colombianos a Venezuela como ya ustedes lo han hecho solo porque ahora entre comillas si tienen plata.

PANAMÁ: Hermanos Panameños cuando el loco del General Noriega los estaba matando de hambre durante los 80 ¿a dónde venían ustedes? Al único país más rico del mundo: Venezuela, y aquí ustedes consiguieron trabajo, comida, casa, hicieron vida y no había leyes de inmigración venezolanas humillándolos y diciendo fuera de aquí malditos panameños, aquí nunca se les cerró las puertas a ustedes, como lo están haciendo ustedes ahora con nuestros hermanos venezolanos solo porque tienen un puerto y han convertido en paraíso fiscal para muchos corruptos y esto es para su propia reflexión.

ECUADOR: Hermanos ecuatorianos que durante décadas han vivido dictaduras y durante el gobierno consecutivo del Dr Jose Velasco Ibarra quien dejó al Ecuador en la peor basura del hambre, miseria donde mataban por un pedazo de pan, ¿a donde venían muchos de ustedes buscando ayuda para trabajar, comer, y tener paz? Pues aquí en Venezuela y nunca mi país sacó un decreto de ley para expulsar a los ecuatorianos de aquí y ahora tenemos mis hermanos venezolanos en situación de calle porque su país no les da empleo y los aborrecen como si fuera lo peor del mundo. En el cielo está El Señor mirando estas injusticias con estupor.

PERÚ: Hermanos del Perú les voy hablar corto como historiador, durante el año 1980 ustedes estaban sumergidos bajo la sombra oscura de los grupos terroristas y guerrilleros como Sendero Luminoso y Tupac amaru, con una hiperinflación del 1700%, y aún en la década de los 90 con Alberto Fujimori, quien es japonés, por cierto, la crisis cada vez era peor, ¿a dónde venían ustedes en busca de ayuda? A Venezuela, y nunca mi país los humilló, aquí todos los peruanos hicieron vida con comida empleo y paz, nunca el congreso sacó una ley para perseguirlos y sacarlos de mi país.

Así que concluyo, mi país es el más rico del mundo: Petróleo pesado, extrapesado, liviano, extraliviano, gas natural, minería, la gasolina más económica, por menos de un dólar llenas tu tanque del carro o coche; agua dulce como ningún otro país tiene, y sin más que agregar, tenemos las mujeres más bellas del planeta para tener hijos hermosos y sanos, dejen de humillarnos porque esto que estamos viviendo en cualquier momento se termina y vamos a recoger a toda nuestra gente humillada a que vuelvan a su país, su hogar, su patria. Muy pronto seremos a todo dar VENEZUELA.

Charlie González

Lucia Rodriguez… Esta es tu historia familiar, nada de que orgullecer sé


 

 

En Bondi Beach, Nueva Gales del Sur, Australia, insultaron a Lucia, la hija de Jorge Rodríguez.

A 15 mil kilómetros de las bombas lacrimógenas, la represión, los asesinatos selectivos de los colectivos y la guardia nacional bolivariana sobre estudiantes que valientemente piden un cambio desde hace mas de 30 días, un trío de Venezolanos le reclamó a Lucía ser hija de un corrupto, darse la gran vida con el dinero mal habido de su padre y burlarse, con su sola presencia de miles de Venezolanos que por ejemplo en Irlanda, se quedaron sin comer porque más nunca le llegó la remesa.

Rodríguez, indignado, denunciaba con nombre y apellido a quienes se dedicaron a realizar esta afrenta a su retoño, inmerecida y además injusta, porque ella es inocente de cualquier cosa y solamente es castigada duramente por la sociedad por ser hija de un luchador social, un hombre cuya familia se ha dedicado a una nueva Venezuela, desde el trabajo honesto del abuelo de Lucía, que se llama igual que su papá y que fue torturado por la PTJ hasta asesinarlo. Que injusticia y que dolor contra unos seres que no merecen este trato.

Semejante descaro da asco

Lucía, quizás no lo sabes, pero tu abuelo fue conspirador eterno contra la democracia, guerrillero, ladrón y secuestrador. Por cierto malo y bruto para todo lo que hizo.

Guerrillero y asesino en los 60 y 70 y responsable directo del secuestro de Nihaus, quien por cierto se les escapó rumbo a la libertad, dejando en ridículo a sus secuestradores. Si Lucía, ese era tu abuelo, ladrón y secuestrador.

Tu padre, que decir de tu padre. Llegó desde joven a buscar venganza por la muerte de tu abuelo y cuando lo colocaron en el CNE se encargó de malversar fondos, robarse todo lo que tuvo enfrente, amañar elecciones y comenzar a esconder (Que no es ahorrar) dinero en el exterior, porque sabía que algún día y ante alguna emergencia , tenía que enviarte lejos de Venezuela.

Tu padre además se encargó de la alcaldía mayor, de manera fraudulenta, se robo todo el dinero, quebró la alcaldía, buscó la manera de hacer presos a cientos de personas que discreparon de su manera de ver las cosas, ordenó expropiaciones de cientos de edificios, dejando a miles de familias sin su sustento, sin su trabajo, es decir, para que Lucía se fuese como millonaria a Australia, miles de Venezolanos se mueren de mengua. Ese es tu padre.

Tu padre que ahora apoya las represiones, los asesinatos de los estudiantes, la aparición de los colectivos paramilitares que es una de sus obras que exhibe con mayor orgullo, tu padre el corrupto, el que tiene los bolsillos llenos de los billetes de todos y las manos llenas de la sangre de miles de asesinados en estos 17 años de desgobierno y dictadura.

Lucía y me falta tu tía. Tu tía Delcy que desde un puesto tan importante como la Cancillería ha dejado sin trabajo a miles de empleados que prestaron su servicio por Venezuela, gente que hizo de las relaciones internacionales una carrera y a las que tu tía dejó en la calle sin ningún remordimiento.

Tu tía, lucía, también es corrupta, ladrona, mentirosa, manipuladora y profundamente anti venezolana.

Esa es tu familia Lucía, exhíbela con orgullo, como haces con los millones mal habidos de tu familia en Biondi.

Y mientras tu padre se sigue rasgando las vestiduras por ti en televisión nacional en Venezuela, aguanta el chaparrón porque esta es apenas la punta del iceberg de lo que te espera.

Por último Jorge, no seas descarado. Deja de denunciar una protesta de 3 personas contra tu hija y mira la estadística de estos 30 días de protesta. 30 muertos que pudieron ser 30 Lucías, 30 vidas que se apagaron ante tu complicidad y tu deseo de llenar de sangre las calles.

Tu padre no tenía la inteligencia ni la capacidad de ser guerrillero, secuestrador ni político, todo lo hizo mal. Pero al igual que tú tuvo la capacidad de ser asesino.

Por eso en Biondi Beach, a 15 mil kilómetros de Caracas, en Katmandú, en Madrid, en Roma ó en Buenos Aires, en donde se escondan todos los Jorge Rodríguez del régimen, algún venezolano se encargará de recordarle a sus hijos, sobrinos ó nietos, que llevan en su sangre la herencia de hambre, corrupción, muerte, represión y dictadura que destruyó a una Venezuela que también para ellos pudo haber sido un gran país.

Ahora te la calas Jorge.
Ahora te la calas.

Escrito por Pedro García 

Roque Valero la Avaricia te Convirtió en Traidor de tu País


Antes

Hoy…

Ciudad Bendita, 
entre tu gente va creciendo esa sonrisa 
que está luchando contra el tiempo 
y la avaricia en las promesas de cobardes que te quieren ultrajar. 
Ciudad Bendita, entre tus calles son tus voces las que gritan, 
pa el que trabaja tiene sentido la vida y lo valiente no se quita, 
Bendita es mi ciudad.

Bendita eres, bendito el fruto que salió de tus mujeres, 
benditas manos que construyen los que quieren, 
aunque la lluvia de miseria tu corazón empape. 
Bendito orgullo que no permite que te quiten lo que es tuyo, 
con el trabajo tu consigues lo que quieres, 
Aunque la lluvia de petróleo tus calles ya no rieguen.