¿ODIO?… ¿Cuál ODIO?


descarga

¡Ahh! Sí. el mismo que colocó unos francotiradores el 11 de abril del 2002 para que le disparasen a la marcha pacífica que se dirigía a Miraflores, el mismo que activó el Plan Ávila para masacrar con tanques a un pueblo indefenso. La misma racha de quien decidió entregar la nación a la tutela de una isla empobrecida pero con una casta astuta y vil.

El odio que se manifiesta cuando les robas las elecciones y las esperanzas a los venezolanos para saquearlos a rabiar y repartir el botín con todos los grupos de izquierda criminal de Latinoamérica. Odio es desabastecer a los hospitales para que la gente se muera de cualquier cosa pero lucrarse en el proceso. Odio es desamparar a las escuelas públicas de insumos y profesores para que crezca una infancia bajo la sombra del hambre, la confusión y la ignorancia.

Odio es que el «Presidente» y su «Ministro de Defensa» tengan tres años dando órdenes de disparar a mansalva a cuanto estudiante desarmado proteste. Odio es hacer cadenas y bailar alegremente en las noches en que se cometieron esas masacres diciendo que fue la oposición la responsable de esas muertes. Burlarse del dolor es odio como lo hace la claque adulante de quien se va o de quien se muere en una Venezuela deprimida y confundida.

Odio es llevar a un país a la ruina y a sus pobladores conducirles a la desesperación de escapar de su tierra por los medios que dispongan o que éstos tengan que enfrentarse a los rigores de la miseria, el hampa, el hambre, la inflación y el desabastecimiento. Es generar nombres y motes ofensivos como «Desgraciado», «Majunche» , «Pelucón», «Escuálido». Odio es invocar «Patria, Socialismo o Muerte». Odio es llamar a los disidentes y librepensadores «traidores apátridas» y «Terroristas».

Odio es incitar cuanto matiz racista exista en una sociedad que no tiene esa discriminación pues su mezcla ya tiene varios siglos. Odio es decirle a los militares en las Academias que los civiles les desprecian y son sus enemigos. Odio es llenar de mentiras a todo un gentilicio y aplastarlo bajo las cadenas de la opresión y la tiranía. Odio es armar al hampa para que se encargue de los pobres venezolanos. Odio es aupar e instigar la violencia, el abuso y la muerte. Odio es arrastrar a patadas a 30 millones de seres a la miseria mientras se disfruta sádicamente del acto.

¡OH! ¡Sí! Tenemos mucho que hablar sobre el odio…

 

Jorge y Delcy Rodríguez… Políticos? O Vengadores?


“La ira y el rencor  es un ácido que puede dañar más al recipiente que la contiene que a cualquier cosa sobre la que se vierta”

Mahatma Gandhi

Un suceso marca la vida política de los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez: el asesinato de su padre en 1973. Recordado por unos como un revolucionario primigenio, ejemplo a seguir, y por otros como un militante de la izquierda nunca exitosa de otra época, en el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas este 30 de agosto de 2016, se cuenta la verdad de Jorge Rodríguez padre, el mito impostado del PSUV que aún sirve de base a discursos y justifica detenciones penales.

http://elestimulo.com/climax/jorge-rodriguez-padre-martir-a-juro/

Sin desestimar lo duro que pudo haber sido para la familia Rodríguez Gómez la muerte del cabeza de familia considerando que para ese entonces Jorge y Delcy contaban con 11 y 6 años de edad. Me pregunto quién sembró en ellos tanto odio, tanto rencor hacia una generación por un hecho que sucedió hace 45 años y que culpa alguna no tienen los niños, jóvenes, ancianos y los enfermos para que ellos sugieran y apoyen el exterminio de una sociedad que no ha tenido culpa alguna de su desgracia ya que la sociedad civil posterior al hecho nada tiene de responsabilidad.

Un Psiquiatra  que debe sanar lo que hace es manipular para enfermar un pueblo. Y peor matarse y morir reventado como una chicharra.