Kim Jong-un, el joven coreano del arsenal nuclear que tiene en jaque al mundo


11kim5-master1050

SEÚL, Corea del Sur — En China, el hombre que amenaza con lanzarle misiles a Estados Unidos a menudo es ridiculizado como un mocoso mimado y regordete. En Estados Unidos, un senador lo definió como un “muchacho gordo y loco”. El presidente Donald Trump alguna vez lo llamó “loco de remate”.

Sin embargo, el blanco de todo este desdén, Kim Jong-un, el dirigente de 33 años de Corea del Norte, ha sido subestimado durante mucho tiempo.

Kim fue el menor de tres hijos, pero superó a sus hermanos en la sucesión de su padre, Kim Jong-il. Muchos analistas lo menospreciaron y lo calificaron como una figura decorativa sin experiencia cuando asumió el poder a los 27 años; algunos predijeron que no duraría mucho. Sin embargo, casi seis años después, no hay duda de que ejerce un control firme.

Ahora, en contra de todos los pronósticos, Kim se encuentra a puntode convertir a su aislada y empobrecida nación en una de las pocas en el mundo que pueden atacar a Estados Unidos con un misil nuclear. Lo cual sería un desafío no solo al gobierno estadounidense, sino también a las sanciones internacionales y a sus tradicionales aliados de Pekín.

 

Algunos han exhortado al presidente Trump a que inicie negociaciones con él. Sin embargo, no queda claro que Kim esté interesado en conversar o si hay algo que pudiera pedir a cambio de detener o abandonar su programa nuclear. Ha hecho que la construcción de un arsenal nuclear sea prioridad, con el argumento de que esta es la única manera en que Corea del Norte puede garantizar su seguridad y el desarrollo de su economía.

Los principales motivos de su decisión, como muchos detalles de su vida, son inciertos. Kim no ha viajado al extranjero ni tampoco ha recibido ninguna visita de Estado desde que tomó el poder. Apenas unas cuantas personas que no son de Corea del Norte han podido reunirse con él, entre ellas el exbasquetbolista Dennis Rodman, un chef de sushi japonés y los vicepresidentes de Cuba y China. Lo poco que se conoce de los antecedentes de Kim sugiere que es cruel y tiene cierta flexibilidad ideológica.

Algunos oficiales del servicio de inteligencia surcoreano afirman que ha ejecutado a una cantidad récord de altos mandos, entre quienes está incluido su propio tío, un personaje astuto y con influencia sobre las figuras de poder, que había sido considerado su mentor. También se cree que ordenó el asesinato de su medio hermano, quien fue envenenado con el agente neurotóxico VX en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, en Malasia, el mes de febrero.

No obstante, también se le da crédito por flexibilizar los controles del Estado sobre la economía e impulsar un crecimiento modesto, así como por recuperar la confianza pública de la que disfrutaba el régimen dinástico en el periodo de su abuelo y que se perdió bajo el mando de su padre, cuya gestión se recuerda por una hambruna devastadora.

“Inteligente, práctico, decidido”, declaró Andrei Lankov, experto en Corea del Norte de la Universidad de Kookmin en Seúl, sobre Kim. “Sin embargo, también es caprichoso, malhumorado y está listo para matar sin titubeos”.

Un asunto sobre el que Kim no ha vacilado es el programa nuclear. Su padre ofreció la posibilidad de desecharlo a cambio de ayuda económica y garantías de seguridad, e incluso llegó a un acuerdo con el gobierno de Bill Clinton, pero Corea del Norte lo violó más tarde. Por su lado, Kim ha tomado una posición mucho más agresiva.

Tres de cinco pruebas nucleares de Corea del Norte se han realizado bajo su supervisión y hay evidencia de que se está preparando otra. Corea del Norte también ha realizado cerca de 80 ensayos con misiles bajo el gobierno de Kim, más del doble de los que se hicieron durante los mandatos de su padre y abuelo.

La nación logró avances importantes con las últimas dos pruebas de misiles, realizadas el 4 y el 28 de julio, las cuales, según los analistas, demostraron que los misiles balísticos intercontinentales con los que cuenta son capaces de atacar Alaska y, el más reciente, otras ciudades la costa oeste de Estados Unidos.

Los medios estatales de Corea del Norte mostraron que Kim se encontraba presente en las dos pruebas; llevaba un traje con cuello estilo mao, estaba rodeado de soldados y sonreía ampliamente.

Un misterioso heredero

Kim apareció por primera vez en los medios estatales de Corea del Norte en septiembre de 2010, poco más de un año antes de que sucediera a su padre como líder supremo. Los informes aseguraban que lo habían nombrado general de cuatro estrellas y que el Partido de los Trabajadores, el partido gobernante, lo había elegido vicepresidente de la Comisión Militar Central. Hasta entonces, no era claro si sucedería a su padre. El mundo exterior nunca había visto su foto de adulto.

Kim padre, quien gobernó Corea del Norte desde 1994 hasta su muerte en 2011, tuvo tres esposas y al menos seis hijos. Su primera esposa dio a luz a un niño en 1971, pero cayó en desgracia y murió en el exilio en Moscú. Su segunda esposa le dio dos hijas y ningún varón. La tercera esposa, Ko Yong-hui, una coreana nacida en Japón, cantante y bailarina, tuvo dos hijos y una hija.

A pesar de la partida de su madre, el hijo mayor, Kim Jong-nam, era considerado su heredero por muchos hasta 2001, cuando fue descubierto tratando de visitar Tokyo Disneyland con un pasaporte falso. Al parecer, luego se fue al exilio y vivía en Macao donde, de vez en cuando, hacía alguna crítica leve al régimen antes de ser asesinado en Malasia en febrero.

El segundo hijo de Kim Jong-il, Kim Jong-chol, fue visto en un concierto de Eric Clapton en Londres en 2015, pero no se sabe mucho más sobre él y resulta incierto por qué fue omitido en la sucesión. Las escasas informaciones disponibles provienen de Kenji Fujimoto, el antiguo chef de sushi de la familia Kim, quien escribió su autobiografía en 2003 después de que escapó de Corea del Norte en 2001. En el libro señala que Kim padre consideraba a ese hijo demasiado “afeminado”.

Sin embargo, Kim Jong-il adoraba a su tercer hijo, Kim Jong-un, y vio su propia actitud dominante y otras cualidades de liderazgo en el niño a una edad muy temprana, según Fujimoto, quien fue de los pocos que predijeron el ascenso al poder de Kim Jong-un.

Por ejemplo, después de un juego de básquetbol, Kim Jong-chol dejaba la cancha inmediatamente, pero Kim Jong-un se quedaba con sus compañeros de equipo para un análisis del juego, escribió el chef. Fujimoto también recordó cómo Kim Jong-un a veces arrojaba piezas de los juegos de mesa a su hermano cuando iba perdiendo.

Cuando cumplió ocho años, le regalaron un uniforme de general; a partir de entonces, los generales le presentaron sus respetos haciendo una reverencia, según cuenta su tía, Ko Yong-suk, quien huyó a Estados Unidos en 1998.

“Aprendió cómo funciona el poder a muy temprana edad”, explicó Koh Yu-hwan, profesor de Estudios Norcoreanos en la Universidad Dongguk en Seúl.

Los medios de comunicación norcoreanos controlados por el Estado han envuelto la infancia de Kim en el misticismo, presentándolo como un tirador excelente y un “genio entre genios” que adora conducir autos a gran velocidad. Se dice que a los 16 años escribió un artículo de investigación en el que analizaba el liderazgo de su abuelo durante la guerra de Corea.

Se cree que Kim estudió en escuelas públicas en Suiza disfrazado del hijo de un diplomático norcoreano de 1996 hasta al menos 2000. Las clases eran en alemán, así que Kim tuvo dificultades con el idioma. Unvideo grabado en esa época lo muestra molesto, tocando un tambor en una clase de música.

“No éramos los peores de la clase, pero tampoco éramos los más listos”, contó Joao Micaelo, un compañero de clase, a un tabloide británico en 2011.

Micaelo y otros han afirmado que Kim era un adolescente reservado al que le encantaban las películas de James Bond y jugar básquetbol. Sin embargo, sobresalía por sus costosos tenis y accesorios, como un PlayStation de Sony, y disfrutaba de los servicios de un cocinero, un chofer y un tutor privado.

Otro compañero de clase, Marco Imhof, recordó cómo alguna vez regañó a uno de los sirvientes por llevarle los espaguetis fríos. “Me sorprendió porque no era la forma en la que actuaba normalmente”, explicó Imhof en una entrevista publicada en 2010.

Hay evidencias de que la época de Kim en Europa, y quizá en otros países, dejó una marca en él. En su autobiografía, Fujimoto narra conversaciones con Kim cuando era un adolescente en las que el futuro líder expresaba su frustración por las fallas de la energía eléctrica en su país y se maravillaba con las tiendas departamentales en el extranjero.

“Japón fue derrotado por Estados Unidos, pero reconstruyeron su país. Las tiendas están llenas de artículos. ¿Qué pasa con nuestro país?”, citó Fujimoto al joven Kim. Después, en la misma conversación, Kim sugirió que Corea del Norte debería aprender de las políticas económicas orientadas al mercado de China, escribió Fujimoto.

Estas historias le han dado esperanzas a algunos analistas. “Llegado el momento, se espera que Kim Jong-un adopte políticas que reduzcan el aislamiento que sufre el país y algunos elementos positivos de Occidente”, aseguró Paik Hak-soon, experto en Corea del Norte en el Instituto Sejong, en un artículo sobre el liderazgo de Kim que se publicó en febrero.

‘El Reino del Terror’

No obstante, primero llegó lo que los funcionarios surcoreanos han definido como el Reino del Terror.

Después de regresar a Pyongyang, la capital de Corea del Norte, Kim se graduó en la Universidad Militar Kim Il-sung en 2006 y fue puesto inmediatamente a la cabeza del ejército del país. Imágenes recientes de propaganda estatal lo muestran inspeccionando las unidades militares durante los años siguientes a su graduación. En una toma, se le ve dándole la bienvenida a su padre después de un viaje al extranjero y estrechando su mano como iguales.

11kim2-master1050

 

 

 

Venezuela puede convertirse en la SIRIA de América Latina


1071471456

Por: Raúl Zibechi

La economía de Venezuela se está volcando hacia China, donde exporta cada vez más petróleo y recibe las mayores inversiones extranjeras de la región. Las fuerzas armadas compran su armamento en Rusia, que le ha vendido los cazas SU-30 y los helicópteros Mi-17.

Estados Unidos no quiere perder el acceso a las mayores reservas de hidrocarburos del mundo, para lo cual se empeña en desestabilizar al Gobierno de Nicolás Maduro con la ayuda de su vecina Colombia.

El vicepresidente norteamericano, Mike Pence, de visita a tierras colombianas dijo que Estados Unidos “tiene muchas opciones para Venezuela” y enfatizó que su Gobierno no se quedará con las manos cruzadas, por lo cual tomarán acciones de orden político y económico contra la nación suramericana.

Vicepresidente de EEUU advierte que Venezuela puede convertirse en “estado fallido”

El presidente colombiano Juan Manuel Santos, pidió a Estados Unidos mantener la “presión” contra Venezuela, al tiempo que solicitó descartar “la posibilidad de una intervención militar”.

En simultáneo, el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, aseguró a Fox News que Venezuela representa un peligro para Estados Unidos: “Los cubanos, los rusos, Irán y Hizbulá están en Venezuela”, dijo al ser interrogado sobre las declaraciones del presidente Donald Trump, quien aseguró que no descarta una “opción militar”.

Venezuela, la gallina de los huevos de oro para EEUU

 La frontera con Colombia puede ser la puerta de entrada de una guerra contra Venezuela, como vienen denunciando el Gobierno y los medios oficialistas del país. En el mes de marzo Telesur informaba el desmantelamiento de un campamento de 120 paramilitares en la Zona Estratégica Integral del Estado Táchira, que “se dedicaban a la extorsión, el secuestro, cobro de vacunas y sicariato entre otros delitos en territorio venezolano”.

Desde hace por los menos 11 años, Venezuela viene denunciando la presencia de paramilitares de la extrema derecha en su territorio. En mayo de 2004, Hugo Chávez, denunció la presencia de un ejército paramilitar en la finca Daktari, en el municipio El Hatillo del estado de Miranda. Se trataba de un grupo de 116 hombres, todos colombianos, que vestían uniformes militares venezolanos y portaban armas de guerra.

 “EEUU nunca pregunta cuando decide invadir en otros países”

Según los miembros del Observatorio Económico de Latinoamérica (OBELA), Oscar Ugarteche y Armando Negrete, “existe un riesgo alto de que un problema de política nacional se resuelva con una intervención militar y que esta pueda gatillar un problema internacional en Suramérica”.

En su análisis, la emergencia de China como actor global ha provocado una fractura estructural en América Latina: Suramérica ha virado hacia China mientras la cuenca del Caribe ha estrechado su histórica relación con Estados Unidos. Para graficar esa fractura, muestran las tendencias comerciales de los países de América del Sur, por un lado, y los de América Central, México y el Caribe, por otro. México envía 81% de sus exportaciones a Estados Unidos, en tanto Brasil exporta sólo 12% y Argentina 5% a ese destino.

China ha desplazado al Banco Mundial y al BID como principal fuente de préstamos a Venezuela, con 141.000 millones de dólares volcados hacia América Latina y el Caribe entre 2005 y 2016.

Venezuela absorbe casi la mitad del total de préstamos, con 62.200 millones de dólares. El grueso de sus inversiones se destinan a energía, o sea hidrocarburos, pero también a minería e infraestructura. La estatal PDVSA es propietaria de la empresa petrolera CITGO en Estados Unidos, una de las ocho mayores refinadoras de petróleo en ese mercado y la sexta empresa distribuidora de gasolina.

En este escenario de fondo, en el primer semestre de este año sucedieron dos hechos que sacuden el tablero.

El primero es que Colombia concluyó su ingreso a la OTAN el 18 de mayo. El acuerdo comenzó a negociarse en 2013, estará focalizado en el “combate al crimen organizado” y será “sólo” un acuerdo de cooperación ya que el país suramericano no puede ser miembro pleno de la Alianza Atlántica.

Sin embargo, las consecuencias geopolíticas de dicha “cooperación” no pueden ser desconsideradas. Desde que comenzaron las negociaciones, los Gobiernos de Venezuela, Nicaragua y Bolivia manifestaron su rechazo, pues consideraban que el convenio entre Colombia y la OTAN representa una “amenaza para la estabilidad regional”.

 ¿Qué busca la OTAN en América del Sur?La segunda cuestión es que el pasado mes de abril PDVSA adquirió un préstamo de 2.000 millones de dólares de la petrolera estatal rusa Rosneft, con una hipoteca del 49,9% de la empresa CITGO. En este punto comienzan una serie de especulaciones que revelan los miedos profundos de la elite estadounidense. El congresista republicano Jeff Duncan señaló que “Rusia se podría convertir en el segundo mayor propietario extranjero de la capacidad de refinación estadounidense”.

 “No nos iremos de Venezuela”: Rosneft y PDVSA planean un proyecto a gran escala

Desde que Estados Unidos se convirtió en potencia global, el control del Caribe y de Centroamérica es irrenunciable. Esas zonas fueron la base de su posterior expansión y es allí donde se han producido la mayor parte de sus intervenciones militares. Este conjunto de realineamientos están generando un clima que puede desembocar en la guerra.

Para los miembros del OBELA la conclusión es sencilla, aunque trágica: “Por primera vez existe una posibilidad real de una guerra de alta intensidad propiamente dicha, frente a la eventualidad de problemas de pagos de deuda con PDVSA”. Creen en una posible quiebra de la petrolera y

El diario oficialista chino Global Times, habitualmente moderado en sus análisis sobre América Latina, sostiene que Washington sólo está preocupado por “tomar el control del continente como su patio trasero” y asegura que los objetivos de Estados Unidos consisten en “la eliminación de Maduro y la destrucción del legado político de Chávez”.

En este escenario, las recientes amenazas de Trump de usar la fuerza reflejan las intenciones de su país de preservar el control de su “patio trasero”, aún al precio de desatar una guerra de consecuencias fatales para toda la región.

Como corolario, la página militar brasileña Defesanet, profundamente antichavista, sostiene: “A pesar de la evidente interferencia de los EEUU es improbable el uso de tropas regulares norteamericanos, aunque sus Fuerzas Especiales están actuando allí desde hace mucho tiempo. Si hubiera tropas regulares extranjeras en esa guerra civil, ciertamente serán colombianas”.

Ordenan a los Bancos no limitar retiros a pensionados


La resolución de la Sudeban también ordena que los bancos deban pagar con billetes de alta denominación a adultos mayores, pensionados, jubilados y a personas con discapacidad.

Sudeban-1-990x460

La Superintendencia de Bancos (Sudeban) envió una circular a todos los bancos nacionales públicos y privados para ordenarles que deben dar cabal cumplimiento a la resolución N° 40.809, de diciembre de 2015, según la cual no pueden limitarles la cantidad de retiro en efectivo a adultos mayores, pensionados, jubilados y personas con discapacidad, de tal manera que puedan hacer retiro total o parcial de los fondos de los que disponen si así lo desean.

La resolución de la Sudeban también ordena que los bancos deban pagar con billetes de alta denominación a adultos mayores, pensionados, jubilados y a personas con discapacidad.

Asimismo, se ordena a la banca pública y privada no limitar, condicionar ni obligar a los adultos mayores a realizar la apertura de un tipo de cuenta específica de la institución bancaria.

Además, se ordena no restringir el uso de cajeros automáticos o taquillas y ofrecer alternativas si es necesario.

Circular-Nª-17786.PDF-Adobe-Reader

 

 

 

¿Qué pasó en el Fuerte Paramacay?


Paramacay-758x505

Lo que se mantiene en la bruma son las preguntas de si, los atacantes contaron con el apoyo de tropas y oficiales del cuartel, si más que de una acción externa con apoyo interno fue lo contrario.

Cómo soy uno de los pocos —o quizá el único— periodista y formador de opinión venezolano convencido de que la actual confrontación política nacional conducirá a una guerra civil de cualquier intensidad, pues me he tomado con especial interés los sucesos ocurridos el domingo pasado en el Fuerte Paramacay de Valencia, estado Carabobo, ya que, documentan una tesis que, con mucho dolor, debo admitir se cumple paso a paso.

En otras palabras que, arribados sin resultado a los primeros tres meses de la agenda en que dictadura y oposición se midieron en la calle con miras, la oposición de presionar al régimen “a negociar”, y el régimen de convencer a la oposición de que no era “presionable” —con un saldo de 110 jóvenes opositores asesinados, 4000 heridos y 600 detenidos—, pues se ha pasado a la siguiente fase en la intensificación del conflicto: una acción militar de parte de fuerzas opositoras contra la “41 Brigada Blindada” del Ejército en Valencia, Carabobo, el Fuerte Paramacay, del cual se sustrajeron un número importante de armas y equipos que, no dudo, serán usadas muy pronto en operaciones de mayor calibre.

Debo admitir que, se trató de un hecho de guerra aun no suficientemente aclarado en su aspecto táctico, si bien, ya las partes, atacados y atacantes, dejaron versiones corroboradas por terceros de que, comprometió a un grupo de oficiales y civiles opositores que en la madrugada del domingo 6, logró entrar al Fuerte, vencer las resistencias si las hubo, proceder, literalmente, a saquear el arsenal y, después de horas, retirarse, luego de un breve a choque a la salida que, produjo un saldo de dos soldados muertos y siete “ocupantes” detenidos.

Lo que se mantiene en la bruma son las preguntas de si, los atacantes contaron con el apoyo de tropas y oficiales del cuartel, si más que de una acción externa con apoyo interno fue lo contrario, una acción interna con apoyo externo y si, más que en presencia de un intento de la calle de tomar un cuartel, estamos viendo a los hombres de los cuarteles, tomando la calle.

Incógnitas que solo se despejarán en los próximos días, semanas o meses, y para lo cual, se hará necesario la evidencia de que, fuerzas armadas opositoras ataquen a las del régimen, y estas, a su vez, instrumenten algún tipo de repuesta.

De modo que, “por ahora”, debemos conformarnos con la versión de los jefes de la “Operación David” (que así se llamó la acción contra el Fuerte Paramacay), el capitán (GN), Juan Carlos Caguaripano, y los capitanes, Javier Nieto Quintero y Juan Carlos Nieto Quintero (este último preso en el Sebín desde el 2007 acusado de promover un golpe de estado), en el sentido de que, estamos ante el primer intento por empezar a dotar de armas a un grupo opositor para iniciar una ofensiva militar contra la dictadura; y la oficial, la del gobierno de Maduro, de que solo se podía hablar de un “acto terrorista” contra una instalación militar que había fracasado sin mayores consecuencias.

 

Sin embargo, más allá de los hechos aparentes y de las versiones que generaron, es indudable que nos encontramos ante un suceso cívico-militar nuevo en la confrontación dictadura-oposición, destinado a suscitar una dinámica diferente en la política que hemos conocido hasta ahora y que, sin duda, incidirá en el corto plazo para que podamos situarnos frente al mapa de la crisis que nos depara el futuro.

Lo primero que debe anotarse al respecto es que -al igual que la asonada golpista del 4 de febrero del 92, liderada por Chávez-, estamos frente a una acción militar cuartelaría que empezará (ya empezó) a incidir en la agenda política opositora, cuyos partidos, verán mermar su influencia en la sociedad civil que ahora opcional por una de dos estrategias (o las dos): la de los civiles o la de los militares.

Tal situación ya se está viendo en la forma como se está comportando la calle que, se está enfriando, no solo porque el llamado “ejército de la resistencia” no comparte la política de participar en las elecciones regionales, sino porque percibe que, un nuevo ingrediente, la acción militar contra el régimen, es más oportuna y eficaz para derrocar la dictadura.

La popularidad que de repente han cobrado Caguaripano y los hermanos Nieto –y hasta el mismo piloto de helicópteros, Oscar Pérez-es muy significativa al efecto, así como la leyenda que surge en torno a la toma del Fuerte Paramacay, y los rumores sobre asaltos y robos de armas y equipos en Fuerte Tuina, el Batallón Bolívar y la Base Aérea Libertador, de Maracay.

Pero mucho más interesante va a resultar despejar en los próximos días las interrogantes de si las armas que ahora están en manos del grupo cívico-militar que se hace llamar “Movimiento de Reserva Moral”, se traducirán en nuevos ataques contra la FAN de Maduro, Cabello y Padrino López, ya sea, a través de otros asaltos de cuarteles, emboscadas a lo guerrilla urbana o rural, secuestros, atentados y otros tipos de operaciones.

Situación frente a la cual, será inevitable que la oposición cívica, pacífica y electoralista o se alíe con los líderes de la “Operación David”, o los tolere sin aliársele, o los adverse arriesgándose a ser desplazada por ellos.

De todas maneras, lo más importante a subrayar en este orden, es que, a diferencia de Chávez y su partido “MVR-200” en los 90, el “Movimiento de Reserva Moral”, jamás acumulará fuerzas para operar al margen de los partidos democráticos y tendrá que aliarse o integrarse a ellos.

Pero eso en cuanto a la nueva ruta que la toma del Fuerte Paramacay, el surgimiento del “Movimiento de Reserva Moral” y el Capitán Caguaripano, ponen frente la oposición, porque, en lo que se refiere a Maduro y su gobierno, sin duda que los efectos son más devastadores y portan la capacidad de obligar a Maduro “a negociar” o a abandonar el poder.

Y fundamentalmente, porque, cae el último bastión del castromadurismo (después de perder la mayoría electoral y el apoyo de los sectores de menores recursos de todo el país), y que no es otro, que el mito de que la FAN, y en especial el Ejército, estaban férreamente unidos y atrincherados en torno al socialismo y la dictadura de Maduro, siendo que, el domingo, una de las instalaciones sede de un “Batallón Blindado” clave en el desarrollo de toda operación militar en el país, le abrió sus puertas a un comando opositor y permitió que, parte de su arsenal, pasara a manos de los rebeldes.

 

Pero más cismático es lo que ha continuado, con la popularidad que los insurgentes han encontrado entre civiles y militares de la oposición y el gobierno, y según parece, con el acopio de más armamento y equipos para operaciones mayores.

En otras palabras que, una suerte de hervidero in crescendo se vive en la mayoría de los cuarteles venezolanos, muy parecido -cuentan- al que se vivió meses, semanas o días antes de la caída del general Marcos Pérez Jiménez, tiempos que fueron restándole más y más bayonetas, más y más cañones, y más y más fusiles, hasta quedar al arbitrio de un grupo de oficiales sensatos que terminaron convenciéndolo de que “abandonase el país”.

¿Estoy diciendo que este sería el mismo final de Maduro y que deberíamos prepararnos para ver en alguna madrugada del tercer trimestre del año, volar sobre Caracas a la siempre gratamente recordada, “Vaca Sagrada”?

Pues no, porque mi optimismo no llega a tanto, ya que no estamos en el 58, no tenemos unos partidos democráticos que se prepararían a realizar la etapa más importante de su historia y una dictadura de derecha, como la del general Pérez, que no contaba con apoyos internacionales, no tenía colectivos, ni era aliado de fuerzas paramilitares como el narcotráfico y la delincuencia organizada.

No, creo que Maduro podría resistir algo, o mucho más, pero en la perspectiva de que, hundiéndose cada día más en la corrupción, la violación de los derechos humanos y la inconstitucionalidad, terminaría como Kaddafi, defendido por un ejército de locos, alucinados, mercenarios y lunáticos que, al final, lo abandonaron exponiéndolo a una muerte atroz.

Por eso, ojalá que el grupo de pocos políticos y militares sensatos que aún le acompañan, le aconsejen rendirse como única opción y negociar su salida para ir a vivir o morir donde más le convenga, y como pago de evitarle a los venezolanos más horrendos e inútiles sufrimientos.

Manuel Malaver